Ecuador cancela acuerdo de salud con Cuba
El gobierno ecuatoriano despedirá a unos 400 médicos cubanos de sus puestos, para dar espacio a profesionales locales. Ecuador ha firmado seis convenios en el área médica con Cuba.
La ministra anunció la medida hoy en la mañana
 

Reproduce este artículo

El gobierno ecuatoriano despedirá a unos 400 médicos cubanos de sus puestos, para dar espacio a profesionales locales, según informó hoy la ministra de Gobierno, María Paula Romo.

Romo, anunció el fin del acuerdo para la contratación de médicos cubanos por la siguiente razón: el presunto ingreso de 250 médicos isleños con pasaportes diplomáticos en los últimos meses. Dijo, además, que los especialistas cubanos saldrán de hospitales y centros de salud urbanos y rurales.

Según Romo, la Cancillería averiguó con la embajada de Cuba y la mayor parte de los casos son médicos que están en el país a propósito de este tipo de convenio. No tienen relación laboral con el ministerio de salud de Ecuador, sino con el gobierno de Cuba, explicó.

La titular anunció que el Ministerio de Salud hará un llamado para que galenos del país se postulen con la finalidad de cubrir esas vacantes.


Según la funcionaria, Ecuador ha firmado seis convenios en el área médica con Cuba, que serán analizados hasta finales de 2019 para saber si también se dan por terminados. Los convenios entre Ecuador y Cuba datan del año 2013, durante una visita realizada a Cuba por el entonces presidente Rafael Correa.

La nueva cancelación de convenios médicos afecta directamente al gobierno cubano, pues la mayor parte del dinero que, en principio, debería pagarse a los médicos y otro personal de salud va a parar a las arcas del régimen. Esta fue hasta hace unos años la mayor fuente de divisas de Cuba.

Es posible que suceda lo mismo en Bolivia, tras la abrupta salida del poder del izquierdista Evo Morales, aliado de La Habana. No se sabe si el gobierno sucesor continuará con el convenio.

Recientemente, Yoandra Muro, jefa de la misión de los  médicos que se encuentran en Bolivia, anunció que los 701 galenos cubanos se encuentran en sus casas y que sus vidas no corren peligro, tras la renuncia del expresidente Evo Morales, asilado en México.