Campesino cubano deja de criar cerdos por falta de alimentos, ahora cría pollos
Ante la falta de alimento para criar cerdos, un productor cubano se cambió de rubro económico para criar pollos
Crianza de pollos. Imagen de referencia. Foto: Internet
 

Reproduce este artículo

Sin poder obtener el alimento necesario para seguir criando cerdos, Juan Carlos Ponce no pudo más ante la realidad de desabastecimiento que se vive en Cuba, y se vio obligado a cambiarse de actividad económica: ahora cría pollos, en Las Tunas, en el occidente del país.

A pesar de no ser especializado en la avicultura, tiene en los pollos la esperanza de poder seguir adelante, según un reporte del portal oficialista Periódico 26, publicado este lunes.

La finca del ahora avicultor se llama El Mambú, ubicada en la carretera hacia Manatí, y ahí Ponce ha echado mano “de lo que aparezca” para montar un sistema peculiar para alimentar a sus pollos, también ante la falta de obtener los implementos básicos.

“Con tubos, puzles, tanquetas, o lo que aparezca, hemos inventado los bebederos y los recipientes para su alimentación. Además, confeccionamos sistemas de agua para refrescar la estructura en la que habitan estas aves cuando se elevan las temperaturas cerca del mediodía”, explicó el productor al referido medio de comunicación.

 

 

La iniciativa de Ponce tiene capacidad para producir más de cuatro mil pollos, repartidos en tres naves, y de momento mantiene un índice de mortalidad muy bajo, dijo el informe.

Ponce no es el único que ha dejado la porcicultura y cambiado de rubro, ante la imposibilidad de obtener la comida para criar cerdos.

Lo mismo le pasó a Leonides López Pérez, trabajador de la CCS Horacio Rodríguez, de la Empresa Agropecuaria Benito Juárez de Placetas, que se apartó de la cría de cerdos para dedicarse a la producción de peces, según un reporte de mediados de mayo de ADN Cuba.

Argumentó que la producción de cerdos necesita grandes cantidades de alimentos. Por tal causa abandonó esta rama, ya que la actual situación lo complejiza.

"Los peces son más fáciles de alimentar, pues solo llevan un poco de pienso y subproductos, que podemos adquirir gracias a una minindustria del municipio a la que se le entrega la materia prima, en este caso la claria, y los desperdicios se reciclan nuevamente para la alimentación animal. La cría de esta especie lleva, más o menos, el mismo tiempo que el cerdo, de cinco a seis meses, pero resulta menos complicada", explicó.

 

 

La falta de alimentos para criar cerdos ha sido recurrente en la Isla.

El pasado 10 de junio ADN Cuba informó que en Ciego de Ávila, la Empresa Porcina le debe más de 6 mil 800 toneladas de pienso a los porcicultores en esa provincia.

Carlos Luis Garrido Pérez, presidente del Consejo de Defensa Provincial, dijo que las condiciones actuales harán que “el plan de carne de cerdo del presente año tenga un ajuste de más de 4 000 t, lo cual lo dejaría en cifra cercana a las 8 000 t, y aun así será muy tenso llegar a su cumplimiento”.

Del total de la deuda unas 4 mil toneladas serían destinadas para la ceba con animales propios y otras 2 mil 6000 para la preceba, informó el semanario oficialista Invasor.

La producción de carne de cerdo es una tarea pendiente del régimen en toda la Isla. La llegada de la pandemia del coronavirus solo ha agravado aún más la situación, dijo el reporte de ADN Cuba.