Diócesis de Santa Clara rechaza colocar la bandera del M-26-7 en una iglesia

La Diócesis de Santa Clara rechazó colocar la bandera del Movimiento armado 26-7 en una iglesia del municipio Corralillo
La Diócesis de Santa Clara rechaza colocar la bandera del Movimiento armado 26-7 en una iglesia del municipio Corralillo
 

Reproduce este artículo

La Diócesis de Santa Clara rechazó la colocación de una bandera del Movimiento armado 26 de julio, en la torre de la iglesia del municipio Corralillo, y espera que no se repitan hechos como este.

En una declaración firmada por el Vicario General, Monseñor Arnaldo Fernández Berroa, recuerdan que es principio de la Iglesia "que nuestros templos no sean involucrados, bajo ninguna circunstancia, en actos políticos".

Explicaron que la congregación de ese templo está integrada por consagradas extranjeras, quienes arribaron recientemente al lugar. A la Madre Superiora, las autoridades gubernamentales le pidieron permiso para colocar únicamente la bandera cubana, sin mencionarle ningún otro símbolo.

"Recordamos que en la Diócesis, la autoridad competente para autorizar un asunto de esta naturaleza es solamente el Obispo Diocesano, quien no tenía conocimiento de este asunto. Lamentamos lo ocurrido, y confiamos que no se repitan hechos como este", concluye la Diócesis.

Por su parte, el historiador y católico cubano Leonardo Manuel Fernández Otaño también se refirió a este acto.

"Me parece una injusticia y un acto de poca catadura moral aprovecharse del desconocimiento de la realidad simbólica y de la historia de Cuba de un grupo de mujeres que se enfocan en apoyar a los más pobres, que no tienen en reparos en cruzar a nado un río si de servir se trata, sembrar la tierra como una campesina más o montar a caballo para vivir su carisma religioso. Está muy mal señores del Partido Comunista en Coralillo", señaló Fernández Otaño en redes sociales.

El católico recomendó al régimen que pusieran esos símbolos en sus propios edificios.

"Los templos (no digo la Iglesia pues creo que está debe tomar partido allí donde se viole  la dignidad humana)  son lugares neutrales, pues es la casa de todo aquel que quiera tener un momento de paz y recogimiento en medio de este mar de lágrimas que vivimos. Entonces hay tantas cosas en las cuales enfocarse en un país que se nos cae en pedazos, como para aprovecharse de quien viene a servir en Cuba dejando su tierra, sus afectos y arriesgándose a ser  interpeladas por una realidad que apenas se conoce", añadió.

Precisamente Leonardo Manuel Fernández Otaño fue una de las personas reprimidas y encarceladas el pasado 11 de julio, en las afueras del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

Recorre las redes sociales una imagen suya arrodillado, sosteniendo la cruz de su pecho, mientras decenas de agentes del régimen cubano lo hostigan.