Régimen detiene a padres de menores presos políticos

Apresados “cuando se dirigían a la Iglesia a realizar una marcha en favor de la libertad de sus hijos, condenados a 13 y 18 años de privación de libertad”, denuncia un activista
Régimen detiene a padres de menores presos
 

Reproduce este artículo

Yanaisy Curbelo y Rolando Castillo, padres de dos menores detenidos en Cuba y condenados por las manifestaciones del 11 de julio pasado, fueron arrestados este miércoles en La Habana.

“Están detenidos en la 11na. Unidad de Policía de San Miguel: Yanaisy Curbelo, madre de Brandon Becerra Curbelo. Rolando Castillo, padre de Rowland Castillo”, denunció en redes sociales el activista Claudio Gaitán Garmendía.

“Los hechos ocurrieron hoy cuando se dirigían a la Iglesia a realizar una marcha en favor de la libertad de sus hijos, menores condenados a 13 y 18 años de privación de libertad, respectivamente”, expuso en Facebook.

María Teresa Pérez, abuela de Rowland Castillo, comentó en el post que el padre debía llevarle este jueves una bolsa con alimentos al joven en la prisión. “¿Qué quieren provocar? ¿Qué más quieren? Búsquenme a mí, su abuela materna, ya no queda nadie más por recoger (…)”, expresó María Teresa.

Camila Rodríguez, miembro del Grupo de Trabajo sobre Detenciones por Motivos Políticos Justicia 11J, confirmó el arresto de los padres y pidió a las personas solidarias que llamaran al “teléfono de la 11na Unidad (San Miguel del Padrón), donde tienen a Rolando Castillo y a Yanaisy Curbelo: 76918625”.

“Rolando es padre de Rowland Castillo Castro y Yanaisy madre de Brandon David Becerra Curbelo. Ambos NIÑOS PRESOS POLÍTICOS del 11J”, denunció en Facebook el actor y activista Daniel Triana.

“Exigimos la inmediata liberación de estos dos padres que no han cometido delito alguno”, agregó el artista, quien opina que son castigados “por amar y defender la libertad de sus niños”. Triana afirmó que “el Estado cubano criminaliza el amor de madres y padres. Esto tiene que parar”.

Brandon David Becerra, hijo de Yanaisy Curbelo, fue uno de los detenidos menores de edad (cumplió 18 años encarcelado) y en marzo último recibió una sentencia de 13 años de privación de libertad, a pesar de que su petición fiscal era de cinco años sin internamiento.

Por su parte, Rowland Castillo también arrestado con 17 años de edad, fue condenado a 18 años de prisión por manifestarse el verano pasado. El adolescente es padre de un bebé de un año y el régimen cubano lo ha alejado de su familia por ejercer su derecho a la protesta.

Justicia 11J presentó el 20 de abril el informe “Tortura en Cuba”, en el marco de la 73 sesión del Comité contra la Tortura, de Naciones Unidas. En ese espacio, presentaron la documentación sobre al menos 1440 detenciones tras las manifestaciones de julio de 2021. De ellas, al menos 750 personas permanecen en prisión.

“Varias personas excarceladas, o en detención, mediante distintas vías de comunicación, han denunciado golpizas, pases de corriente, ofensas verbales, amenazas de abuso sexual, uso de canes para amedrentar, interrupción del sueño, aislamiento en celdas oscuras, los cuales tipifican como tortura y malos tratos”, entre otras vejaciones, denunció la periodista Darcy Borrero, miembro de Justicia 11J.

Prisioners Defenders registró, al cierre del 31 de marzo de 2022, la existencia de al menos 1027 prisioneros políticos en Cuba. Según el último listado publicado por la organización no gubernamental el 7 de abril, 891 detenidos tienen relación con las represalias de las protestas del verano pasado.