Régimen cita y amenaza con detención a Casanella, de los huelguistas de San Isidro
La Seguridad del Estado castrista continúa el acoso de los huelguistas y aliados que se acuartelaron en la casa de Damas 955, sede del Movimiento San Isidro
Oscar Casanella y citación policial. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

La Seguridad del Estado castrista continúa el acoso de los huelguistas y aliados que se acuartelaron en la casa de Damas 955, sede del Movimiento San Isidro. El científico Oscar Casanella, denunció una irregular citación de la mal llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR), y amenazas en su contra.

"Uno de los agentes de la policía política vino ahora a mi casa y me entregó esta citación de hoy para presentarme mañana (violando las 72 horas de antelación conque debe citarse según la ley de procedimiento)", publicó este viernes en un post de Facebook, que acompañó de una fotografía del papel que le dieron.

Según Casanella, también colaborador de ADN Cuba como periodista independiente, el agente le dijo que si no acudía al interrogatorio de este sábado, irían a su vivienda "con una orden de registro de domicilio y de detención".

Elementos represivos del régimen cubano también mantienen bajo asedio y estricta vigilancia policial a Esteban Rodríguez, uno de los 14 activistas que estuvo durante días en la sede del Movimiento San Isidro (MSI), en Damas 955, Habana Vieja, exigiendo la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

Colaborador habitual de ADN Cuba, a Rodríguez se le impide dejar de su domicilio porque está “bajo investigación por presunto vínculo con personas de Miami”, según refirió él este viernes 4 de diciembre en su perfil de Facebook, donde compartió imágenes de la patrulla policial y los agentes de la Seguridad del Estado apostados en la calle para impedirle salir a la misma.

El argumento que los represores habrían dado a Esteban para justificar la vulneración de sus más elementales derechos resulta todo un despropósito en un país donde gran parte de la población tienen vínculos familiares o de amistad con emigrados que residen en Miami y muchas otras localidades estadounidenses.

A todas luces, la represión contra él, Oscar Casanella y otros que decidieron fortalecer una protesta pacífica en Damas 955 con una huelga de hambre durante varias jornadas, se debe a la voluntad del régimen de mantener aislados y desconectados a los miembros y simpatizantes del MSI hasta que presumiblemente se controle o extinga el clima de tensión política que ha imperado en la isla durante las últimas dos semanas.