Piden que Padura se pronuncie sobre huelga de Luis Manuel Otero

El poeta y editor Ghabriel Pérez, pidió que el Premio Nacional de Literatura Leonardo Padura se pronuncie sobre la huelga de hambre y de sed que Luis Manuel Otero mantiene en protesta por la destrucción de sus obras de arte
Escritor Leonardo Padura, y artista disidente Luis Manuel Otero. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El poeta y editor Ghabriel Pérez, pidió en redes sociales que el Premio Nacional de Literatura Leonardo Padura se pronuncie sobre la huelga de hambre y de sed que Luis Manuel Otero mantiene en protesta por la destrucción de sus obras de arte.

En su perfil de Facebook, el escritor de Holguín publicó una fotografía del novelista cubano, entre los más vendidos en el extranjero, junto a otra del artista visual opositor, y escribió: “A este hombre de la izquierda, por favor, avísenle que Heredia, Trotsky y Mercader ya se fueron. El que aún vive aparece aquí a su derecha. Se llama Luis Manuel”.

Pérez se refiere así a personajes que han sido novelados por Padura, quien prefiere abordar el poder, la represión por ideas distintas, en un tiempo histórico pasado. Por el contrario, al hablar de la Cuba actual, el también periodista y ensayista es más bien tibio y condescendiente con el régimen castrista.

“Tal vez él [Padura] pueda hacer algo”, prosigue Ghabriel Pérez. “Tenemos que confiar en la LITERATURA. Un Premio Nacional tiene poder. ¡¡¡Avísenle!!! Será grave dejarlo para nunca...”, concluyó el poeta.

En los comentarios al post, casi nadie apuesta porque Padura tome una posición pública de este tipo. La periodista Adalixis Almaguer comentó: “A mí, cuando se cuenten los actos despiadados de los malos también se contará entre ellos el silencio de los 'buenos'... en ese cajón va él”.

También emplazó al exitoso –en términos de ventas, premios y visibilidad– Leonardo Padura, el profesor y periodista Juan Carlos Rivera Quintana. “(…) despierta y ayuda. No queremos más muertos, ya son muchos”, expresó Rivera.

“Eterno su miedo, o comodidad, el silencio siempre sido su respuesta”, opinó Mae Hernández sobre el escritor que gusta firmar sus novelas desde el barrio marginalizado de Mantilla, en las afueras de La Habana.

“El silencio de los buenos es un mal mucho más peligroso que la maldad en sí misma”, comentó Francisco de Zayas Mustelier.

 

Padura cree que Fidel fue “romántico”

¿Llegará a algún lado un pedido a Padura de solidaridad con un opositor? Eso está por verse, porque el narrador siempre se ha cuidado de molestar demasiado a la dictadura.

Ni siquiera cuando Raúl Castro se bajó de la jefatura del Partido Comunista de Cuba, Padura se atrevió a ofrecer una imagen más cercana a la realidad que padecen los cubanos de hoy.

En entrevista con el canal CNN en Español, dejó algunas perlitas como la de describir al tirano Fidel Castro como un “romántico”.

Padura estuvo en la más reciente edición de Conecta2, junto a los comunicadores, María O’Donnell y Ernesto Tenembaum y dio su opinión de la nueva realidad cubana sin un Castro –aparentemente– en el gobierno.

Ante el cuestionamiento de que significaría para un cubano que alguien con ese apellido no detentara más el máximo poder, Padura dijo que Fidel y Raúl eran diferentes en cierta medida.

“Yo creo que Fidel se movía más con un sentido más romántico de la realidad y a veces perdía un poco el sentido práctico. Y Raúl trajo un sentido más práctico, se dio cuenta de que había problemas económicos que era necesario resolver”, señaló Padura en dicha conversación.

“La misma existencia de dos monedas en Cuba, una ineficiencia de la economía cubana que se arrastraba por mucho tiempo y fue preparando este momento de su salida efectiva del poder, aunque no creo que esté lejos de determinadas decisiones”, añadió sobre Raúl Castro.

Padura agrega que el propio Díaz-Canel, deja claro que las decisiones importantes se las consultaría a Raúl Castro. El escritor cree que para la imagen de Cuba en el mundo hay cambios, porque no es lo mismo la Cuba de Fidel o después la Cuba de Raúl que la Cuba sin Fidel y sin Raúl.

“Hay que ver, sobre todo, a partir de ahora qué posibilidades de realmente introducir cambios, sobre todo en la esfera económica que está en una condición realmente muy complicada en estos momentos. Puede tener este nuevo equipo de gobierno tanto en la parte del Estado como en la parte del Partido, en un país donde el Partido es el rector del gobierno y del Estado”, concluyó.