Presentan Habeas Corpus en favor del artista Hamlet Lavastida

Este lunes se presentó un recurso de Habeas Corpus en favor del artista Hamlet Lavastida, detenido desde el 26 de junio en Villa Marista
Este lunes se presentó un recurso de Habeas Corpus en favor del artista Hamlet Lavastida, detenido desde el 26 de junio en Villa Marista
 

Reproduce este artículo

Este lunes el artista visual, Julio Llópiz-Casal presentó un recurso de Habeas Corpus en favor de su colega, Hamlet Lavastida, detenido desde el 26 de junio en Villa Marista.

La información fue publicada en el grupo 27N, al que pertenecen ambos.

Además, ADN Cuba supo que las autoridades represivas explicaron a la madre de Lavastida, que este se encuentra bajo un 'proceso de investigación', durante un plazo de 72 horas.

Hasta el momento no se ha abierto un proceso penal y no tiene ninguna medida cautelar, agregaron los funcionarios de la policía política.

Sin embargo, el artivista no ha podido realizar llamadas telefónicas ni recibir visitas.

 

Recurso de Habeas Corpus.

Recurso de Habeas Corpus.

 

Hamlet Lavastida pasó de un centro de aislamiento a Villa Marista

El artivista cubano regresó al país en junio de este año, luego de una residencia artística en la Kunstlerhaus Bethanien, y en la mañana de este 26 de junio, un agente de la policía política lo interceptó en el Centro de Aislamiento del reparto Flores en La Habana, donde permanecía.

Luego fue trasladado hacia Villa Marista bajo una supuesta investigación de la que se desconocen detalles. 

Este lunes se cumplen 48 horas de su arresto, sin que el artista haya podido comunicarse personalmente con familiares o amigos.

Lavastida es víctima de difamación por el vocero castrista Humberto López, en televisión nacional. La exhibición de sus obras también está prohibida en las instituciones culturales del régimen por sus ideas políticas.

Como represalia, los funcionarios del régimen le impidieron entrar al país entre 2011 y 2015, así como importar o exportar sus creaciones.

Sus obras reconstruyen la vieja propaganda política y militar cubana. El artista se apropia de logotipos del Partido Comunista de Cuba (PCC), el Ministerio del Interior (MININT) o las infames Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), denuncia el absurdo de estas marcas históricas, y examina y desmitifica las herramientas de la propaganda castrista.