Presas políticas cubanas piden ayuda internacional y apoyo al Paro Nacional

"No dejaremos de levantar nuestra voz, de exigir no solo nuestros derechos, sino el de un presidio político que por años ha sufrido las torturas y los crímenes de este régimen"
 

Reproduce este artículo

Cinco cubanas sentenciadas a largas penas de cárcel tras participar en las protestas antigubernamentales de julio de 2021, enviaron esta semana una carta desde la prisión en la cual afirman que continuarán alzando sus voces por los derechos del pueblo de Cuba.

La misiva fue compartida en redes sociales por el exprisionero político Jorge Luis García Pérez, conocido como “Antúnez” en el activismo de oposición. “Cinco valerosas mujeres cubanas estremecen la opinión pública con una contundente Carta Abierta escrita en la tenebrosa prisión de mayor rigor conocida como Guamajal en la ciudad de Santa Clara”, escribió el disidente en Facebook.

También la Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) distribuyó la misiva, escrita a mano por las presas políticas Arianna López Roque, Donaida Pérez Paseiro, Nidia Bienes Paseiro, y las hermanas Lisdany y Lisdiany Rodríguez Isaac, quienes recibieron sentencia el pasado 6 de junio en Villa Clara.

La coalición opositora expresó su solidaridad con quienes, “a pesar de la represión desplegada por la dictadura contra ellas y sus familias, continúan incansables en la búsqueda de la verdad y la libertad”, informó la agencia de noticias EFE.

“Queremos dejar bien claro que somos inocentes, que no cometimos delito alguno, solamente salimos a las calles el pasado 11 de julio del 2021 a manifestarnos pacíficamente con la idea de vivir en un país libre y democrático junto a miles”, manifiestan las prisioneras en la carta.

Las mujeres denuncian que son víctimas de un “ajuste de cuentas de aquellos que movidos por el odio hacia quienes defienden sus ideas, golpean, encarcelan y hasta matan a todo aquel que no está de acuerdo con su absurda política comunista”.

También señalan que fueron sometidas a “un juicio lleno de falsas acusaciones y totalmente dirigido por la policía política. (…) A pesar de nuestra situación, no dejaremos de levantar nuestra voz, de exigir no solo nuestros derechos, sino el de un presidio político que por años ha sufrido las torturas y los crímenes de este régimen”.

Las presas políticas piden a “todos los organismos de derechos humanos en el mundo y a todas las personas de buena voluntad para que se unan a nuestro clamor, a nuestra lucha que es digna y justa, así como nuestras ideas son claras y firmes”.

Además, instan “al pueblo de Cuba” a que apoye el Paro Nacional convocado por la oposición, “y todas las iniciativas que vayan dirigidas al fin de este régimen opresor. Cuba es de los cubanos, las calles son del pueblo. No pedimos clemencia, pero sí exigimos justicia. Patria y Vida”.

La ONG Cuban Prisoners Defenders (CPD) elevó este 8 de junio a 1046 la cifra de su registro sobre presos políticos en Cuba, la mayoría encarcelados tras la escalada represiva por las manifestaciones de julio de 2021, que se extendieron por más de 60 localidades de la isla.

Según la organización, 901 personas permanecen recluidas por dichas protestas, mientras que en el último año han pasado por las cárceles del país unos 1236 presos políticos.