Golpean a periodista: "Un adelanto de lo que te puede pasar si sales el 15N"

Al periodista independiente le dijeron que esta agresión 'solo era un adelanto de lo que podía pasarle si salía a la calle el 15N'
Le dijeron que esta agresión 'solo era un adelanto de lo que podía pasarle si salía a la calle el 15N'
 

Reproduce este artículo

Este 4 de noviembre el periodista del medio Cubanet, Vladimir Turró Páez fue víctima de una golpiza a manos de civiles aparentemente enviados por el régimen de La Habana, denunció en sus redes sociales.

"Me golpearon en un ojo y luego dijeron que esto era solo un adelanto de lo que me podría pasar el #15N si salía a la  calle para hacer mi trabajo como reportero", contó en Twitter.

La imagen difundida por Turró Páez muestra su ojo izquierdo hinchado.

 

 

La periodista independiente Claudia Padrón Cueto explicó en su Facebook que Turró Páez tiene otra cicatriz en su cabeza de una agresión anterior que sufrió por parte de la Seguridad del Estado.

"A Vladimir lo han detenido en la vía pública frente al mayor de sus hijos por estar filmando una cola. Su niño desde entonces le teme a la policía y teme que su padre salga a trabajar. Su padre es periodista independiente en Cuba", agregó.

La página de Twitter 'Prensa libre-Cuba libre' denunció esta nueva agresión contra el periodista independiente, además padre de dos hijos.

"El régimen golpea los periodistas independientes cubanos. A Vladimir Turró de @CubanetNoticias le han dado una golpiza como anticipo y amenaza de lo que le podía pasar si sale el #15N", comentaron.

Turró Páez fue detenido en febrero de 2021 en La Habana y previamente a mediados de 2020, donde agentes de la Seguridad del Estado le 'ofrecieron' trabajar para el régimen cubano.

En junio de 2021 el reportero de Cubanet recibió amenazas de linchamiento, si se acercaba a lugares donde estaban inyectando los candidatos vacunales cubanos.

Entonces el periodista envió un mensaje a las autoridades del régimen:

"Comunistas, esbirros, asesinos, delincuentes, ustedes lo que me dan es risa, porque con tantas golpizas que he recibido de manos de sus lacayos durante estos 21 años de intensa lucha, nunca han podido doblegarme. Pero aquí los espero, con cámara en mano y con mi derecho a libertad de expresión; esas son mis únicas armas contra la dictadura, ¿a eso le temen?", concluyó.