Familia de preso político Andy García denuncia acoso y vandalismo

Tanto Roxana como su novio, Jonathan López, trabajan en una barbería privada, y así amaneció el local este miércoles
Tanto Roxana como su novio Jonathan López trabajan en una barbería privada y así amaneció el local este miércoles
 

Reproduce este artículo

Familiares del prisionero político Andy García Lorenzo, de la ciudad Santa Clara, denunciaron el acoso del que son víctimas constantemente desde que exigen la libertad del joven manifestante en las protestas antigubernamentales de julio de 2021.

"Miren cómo amanece la barbería. Con huevos reventados en la puerta, podridos, con un mal olor increíble", señaló la activista Roxana García Lorenzo, hermana de Andy, en un video en vivo de Facebook este 23 de febrero.

Tanto Roxana como su novio, Jonathan López, trabajan en una barbería privada, y así amaneció el local este miércoles.

García Lorenzo aseguró que limpiarían y se incorporarían a su trabajo.

"No nos van a quitar la tranquilidad. Le digo a la Seguridad del Estado que no nos van a callar; dejen ya de hacer y deshacer con nuestras vidas como si fueran de ustedes. Nosotros no les pertenecemos", añadió.

La activista denunció que su hermano no realizó la llamada telefónica que le correspondía el 22 de febrero, luego de ser agredido verbalmente por un funcionario de prisión al supuestamente no tender bien su cama.

Por su parte, Pedro López, yerno de Roxana, también hizo un video en vivo en Facebook desde el centro de trabajo de Roxana y Jonathan, denunciando el acto vandálico que sufrieron.

"Este mensaje es para la Seguridad del Estado. Ustedes son responsables de todo cuanto nos sucede a nosotros. Si no fueron sus oficiales esto forma parte de la campaña de odio desde los medios contra los muchachos del 11J", agregó López.

El 14 de enero concluyó el juicio contra Andy García Lorenzo en la Audiencia de Santa Clara por haberse manifestado en julio de 2021. Aun no se ha hecho pública la sentencia, pero la petición fiscal es de siete años.

García Lorenzo está acusado de desórdenes públicos, atentado y desacato a la autoridad.

Primero estuvo en la cárcel conocida como La Pendiente, y a inicios de diciembre pasado las autoridades lo trasladaron para Guamajal.