Detienen a Damas de Blanco y las amenazan con prisión

Seis Damas de Blanco fueron detenidas en Cuba cuando intentaban llegar a misa, y algunas activistas amenazadas con ir a prisión
Seis Damas de Blanco fueron detenidas en Cuba cuando intentaban llegar a misa, y algunas activistas amenazadas con ir a prisión
 

Reproduce este artículo

Seis damas de blanco, entre ellas Berta Soler, líder de esa organización femenina, fueron detenidas este miércoles por intentar llegar a misa, en la iglesia de Santa Rita de Casia, en Miramar, La Habana.

Soler dijo a Radio Martí que durante el arresto de casi 10 horas algunas de las activistas fueron amenazadas con ir a prisión.

Fueron detenidas, además de la líder del grupo opositor, las Damas de Blanco Lourdes Esquivel Vieyto, Yamile Bargés, Jacqueline Heredia, Marieta Martínez y Julia Herrera.

"Nos disponíamos a participar en la misa de las 8 de la mañana del miércoles, 3 de marzo, en la Iglesia de Santa Rita. Cada uno salimos de nuestras casas para encontrarnos allí en la iglesia, donde las fuerzas represivas nos impidieron llegar", dijo Soler a Radio Martí.

La opositora explicó que todas las Damas de Blanco, con excepción de Heredia, fueron interceptadas por la policía política en las cercanías de sus viviendas. La primera detención fue la suya, alrededor de las 6:00 AM.

Heredia logró acercarse al lugar de encuentro, pero fue detenida cruzando la Quinta Avenida, frente a la iglesia de Santa Rita, donde las Damas de Blanco solían participar en misa todos los domingos, luego de marchar por la populosa calle del barrio habanero de Miramar con gladiolos en las manos, para exigir de forma pacífica la libertad de los presos políticos.

Las mujeres pasaron cerca de 10 horas en diferentes unidades de policía de la capital, ya fuera dentro de una patrulla o en el interior de esos recintos, apuntó Soler.

"Algunas Damas de Blanco fueron amenazadas de ser llevadas a prisión si seguían con su activismo", afirmó la líder opositora, una información que confirmó Esquivel.

"Me llevaron para la PNR de Aguilera. Estuve dentro de una patrulla por casi 4 horas, después estuve en el teatro, con amenazas que no nos permitirán hacer actividades, de que seremos encarceladas", escribió la Dama de Blanco en su cuenta de Facebook.

Por su parte, Bargés dijo en la red social que todo el tiempo permaneció custodiada "por 6 represores para mí sola (...), todos muertos del hambre, y casi a las 2 de la tarde, cuando un policía dijo que estaba al desmayarse, les llevaron en cajitas pequeñas un almuerzo con arroz amarillo frío".

Según la activista, todos los policías "eran traídos de las provincias orientales a reprimir en La Habana, a vivir arrastrados al yugo que los oprime".

*Tomado de Radio y Televisión Martí.