Roban casa de manifestante del 11J desaparecido: su niño estaba solo

El cubano Eliezet Sesma, padre de soltero de un niño, está “desaparecido” tras su detención arbitraria en las protestas del 11 de julio. Su hijo estuvo dormido mientras perpetraban el hurto en su vivienda
 Eliezet Sesma, cubano desaparecido en protestas, y su hijo
 

Reproduce este artículo

Eliezet Sesma, cubano de 41 años de edad y padre de soltero de un niño, está “desaparecido” tras su detención arbitraria ocurrida en el estallido social del 11 de julio.

El viernes 16 de julio sus vecinos denunciaron un robo ocurrido en la vivienda del ciudadano, ubicada en el reparto “El Roble”, municipio de Guanabacoa (La Habana). Sesma es un padre que se ocupa solo del cuidado de su hijo, llamado Jhonathan (10 años).

Según fuentes cercanas al ciudadano desaparecido, que labora como cuentapropista, el niño estuvo dormido mientras perpetraban el hurto en su vivienda.

Los familiares de Eliezet Sesma le dieron la espalda debido a su pensamiento político. La tía del detenido vive en los bajos de su casa y la madre –que tiene cáncer–, reside en otra vivienda. En estos momentos una señora que es vecina, se ocupa de las necesidades del menor de edad.

En el día de ayer la usuaria de Facebook Lizandra Almaguer y la activista por los derechos humanos e historiadora de arte Yamilka Lafita (identificada en redes sociales como Lara Crofs), denunciaron que Sesma había sido trasladado desde la estación policial 100 y Aldabó y desconocen su paradero actual.

“Volvemos a perder el rastro de Eliezet Sesma fue trasladado de 100 y Aldabó y no nos dicen para donde. Ayer yo fui personalmente hasta allá y no me dan ninguna información, solo que ya no se encuentra ahí”, denunció Almaguer.

“Para mal de males me enteré con los vecinos de su cuadra que le han robado en su casa todas sus pertenencias. Su hijo hace más de una semana que no ve a su padre”, lamentó.

El acoso contra este padre soltero comenzó incluso antes del levantamiento popular del domingo 11 de julio. El día siete del mes en curso, agentes de la Seguridad del Estado citaron al ciudadano de manera verbal para un interrogatorio en la estación policial de Cojímar, debido a sus relaciones con activistas por los derechos humanos y periodistas independientes de la isla.

Hasta el momento, un listado de detenidos y desaparecidos tras el levantamiento del 11 de julio, recopilado por la organización Cubalex y activistas voluntarios, registra los nombres de 536 personas privadas de su libertad por ejercer el derecho a la protesta.

Durante las manifestaciones que comenzaron siendo pacíficas –y donde hubo algunos enfrentamientos con la policía tras la orden gubernamental de reprimir–, miles de cubanos salieron a las calles para expresar su descontento con el régimen presidido formalmente por Miguel Díaz-Canel.