Opositor Félix Navarro depone huelga de hambre en prisión cubana

La ONG de derechos humanos Prisioners Defenders calificó de “criminal” el trato dado por las autoridades carcelarias al conocido disidente cubano
Félix Navarro
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Félix Navarro, líder del Partido por la Democracia “Pedro Luis Boitel Abraham”, depuso su huelga de hambre tras 25 días de protesta pacífica en una cárcel de la provincia Matanzas.

La ONG de derechos humanos Prisioners Defenders (PD) informó en Twitter que “Félix Navarro suspendió el viernes la huelga de hambre. Hoy [martes] contó a su hija Sayli que el jueves simularon traslado de prisión de madrugada dos veces, él cargando pertenencias y colchón por escaleras y gran trayecto tras 25 días de huelga de hambre”.

La organización calificó de “criminal” el trato dado por las autoridades carcelarias al conocido disidente cubano. Según dijo Sayli Navarro en una llamada telefónica, cuya grabación fue facilitada por la ONG a ADN Cuba, la decisión de abandonar el ayuno “fue una determinación de él, porque fue criminal lo que le hicieron. En la medianoche llegaron hasta la celda donde estaba, ahí en la enfermería, y simularon un traslado, lo bajaron hasta la primera planta caminando… un cuerpo totalmente debilitado”.

En la planta baja “le requisaron sus pertenencias” y al rato lo volvieron a subir a la enfermería. Una hora después, le ordenaron volver a bajar. “Así se pasaron toda la medianoche, iban y lo despertaban y lo revisaban”, declaró la hija.

“La última vez, me dijo, llegó a la enfermería casi muerto”, añadió Sayli Navarro.

Cuenta que él decidió abandonar la huelga y no dijo nada a sus carceleros. El viernes “no tuvo fuerzas” para pedir el desayuno y en el horario de almuerzo fue que dijo que levantó el ayuno. La hija de Félix Navarro está convencida de que lo iban a dejar morir.

“Al ver ellos que un hombre de 68 años, diabético, resistía, quisieron ponerle fin con esa maniobra cobarde y criminal”, añadió. También explicó que dos días antes de deponer la huelga, le pusieron a su padre “un suero”.

Félix Navarro fue arrestado en Perico, Matanzas, el 12 de julio, cuando indagaba sobre opositores detenidos durante las protestas masivas de un día antes, que se extendieron a decenas de localidades del país.

Comenzó su ayuno tras haber vencido al coronavirus que se contagió en prisión. El 11 de septiembre se conoció que la salud de Navarro estaba delicada, tras la visita que hiciera el obispo de Matanzas, Manuel Hilario de Céspedes, al opositor cubano.

El religioso explicó entonces que Navarro continuaba su huelga de hambre, estaba “muy delgado y que pesa 60 kilogramos”, aseguró en redes el intelectual Dagoberto Valdés, director del Centro de Estudios Convivencia.

Félix Navarro es un ex profesor de física que fue prisionero político del grupo de los 75, encarcelados durante la Primavera Negra del 2003.