Quieren invalidar título a médico crítico del castrismo: “voy a dar lucha”

El doctor cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, denunció que el Ministerio de Salud Pública quiere invalidar su título médico, como castigo por sus opiniones críticas dirigidas al régimen castrista
El doctor cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre
 

Reproduce este artículo

El doctor cubano Alexander Jesús Figueredo Izaguirre, denunció que el Ministerio de Salud Pública (Minsap) quiere invalidar su título médico, como castigo por sus opiniones críticas dirigidas al régimen castrista.

“Esto pasó los niveles legales, de toda índole”, dijo en un video en directo emitido por Facebook. Explicó que él tenía 10 días hábiles –del 26 de abril al 7 de mayo– para apelar una sanción que le pide la “separación” del sector de la Salud por 5 años.

Figueredo, residente en Bayamo, contrató un abogado “de los mejores en la provincia” de Granma. Según refiere, funcionarios del régimen “se adelantaron” y antes de que se le cumpla el plazo para apelar lo citaron a un “entrevista” este miércoles, 5 de mayo, con representantes de la Dirección Provincial de Salud. Lo recibirá una comisión que tiene a cargo el “proceso de invalidación en el ejercicio de la profesión”.

“Sin antes haber apelado la sanción que me estaban imponiendo, la van a elevar al ministro de Salud Pública para la invalidación de mi título”, denunció Alexander Jesús Figueredo.

El profesional sanitario mostró en el video la citación oficial, un acto de acoso laboral y violación académica encabezado –al menos formalmente– por Yelenis Elías Montes, Directora Provincial Salud en Granma.

Elías Montes se define en su cuenta de Twitter como “madre, esposa, amiga y fiel revolucionaria seguidora de las ideas de Fidel [Castro]”.

“Yo comoquiera voy a apelar, no les voy a dejar las cosas tan fáciles, voy a dar lucha”, aseveró el médico perseguido por sus opiniones políticas. También agradeció la solidaridad de Alexander Pupo Casas, otro profesional de la salud contra quien tomaron medidas similares.

Alexander Jesús Figueredo pidió apoyo “a todo el que en el país se ha visto coaccionado, intimidado, reprimido por decir la verdad y todo lo que está mal hecho”.

“Por la vía legal no se puede hacer nada en este país (…) todo es enmascarado, como mismo está pasando con Luis Manuel Otero Alcántara (…) que debe estar grave”, añadió.

“Si hoy no estoy tomando las calles en Bayamo con un cartel, y miles de pacientes que me están apoyando, es porque tengo familia y no quiero que sea reprimida mañana, porque tengo niños… Si fuera yo solo ya estuviera en las calles”.

El médico reafirmó su criterio de que el sistema de salud que presume el régimen “se ha vuelto una porquería”, que no garantiza el bienestar a médicos y menos a pacientes.

 

Expulsado del trabajo

Aunque todavía tiene su título, el especialista en Medicina General Integral ya fue expulsado de su centro de trabajo, el Policlínico “13 de Marzo” en el municipio de Bayamo. La medida se le comunicó el pasado 26 de abril, por presunto “daño moral al sector” del sector.

Figueredo, también residente de la especialidad de Urología, dijo entonces: “(…) Aquí les dejo la sanción que me quieren poner y luego elevar al Ministro la invalidación de mi título. No diré más pues estoy en la batalla y al enemigo no se puede tener bajo aviso. Lean el guion de telenovela como sanción que me quieren imputar y saquen ustedes sus propias conclusiones”.

Añadió en su publicación: “(…) Van a perder un médico de vocación o ya lo perdieron, pero la patria acaba de ganar su más fiel defensor de quien la oprime y ultraja”.

“La patria no es de una ideología. La patria no es de un partido. La patria no es de los revolucionarios. La patria es de todos. PATRIA ES HUMANIDAD”, afirmó.

En el documento emitido por la Dirección Municipal de Salud de Bayamo, se señala que “se ha evidenciado un actuar de mala fe por parte del trabajador”, el cual “debe ser reprimido con la severidad que el momento histórico requiere en aras de no permitir que se creen precedentes negativos dentro de nuestros colectivos laborales”.

La realidad es que Figueredo Izaguirre es de los cubanos desempleados por la represión castrista contra quienes se oponen a las violaciones de derechos. Sus pronunciamientos en contra del gobierno de Miguel Díaz-Canel, son descritos en la sanción que se le imputa como indisciplina laboral, y se le acusa de “difundir criterios y opiniones que menoscaban el prestigio y principios del sistema de salud cubano y sus profesionales”.

Desde hace meses el médico bayamés emplea sus redes sociales para denunciar, a través de vivencias personales y de otros colegas, las deficiencias en los centros de salud del país, así como la carencia de insumos médicos y fármacos; además de “las barbaridades y arbitrariedades de la llamada potencia médica”.

Las autoridades de Salud en Bayamo, funcionarios del régimen, también lo acusan de un mal comportamiento laboral y una “mala” trayectoria, aunque no detallan al respecto.

A finales de marzo el doctor Alexander Jesús Figueredo compartió en redes sociales algunos pormenores del caso de la cubana Yamilian Tamayo, quien llegó a la Isla procedente de Rusia con coronavirus, y murió en un centro de aislamiento por falta de una ambulancia.