Castrismo libera al preso político Luis Andrés Domínguez Sardiñas
Con ésta, suman cuatro las ocasiones en las que el activista ha estado tras las rejas, lo que le ha permitido atestiguar el deterioro progresivo de la situación en los penales del régimen
Luis Andrés Domínguez Sardiñas
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano liberó al preso político Luis Andrés Domínguez Sardiñas luego de tenerlo tras las rejas un año por impago de multas que le había impuesto por la supuesta violación de dispositivos de seguridad del Ministerio del Interior (Minint).

De acuerdo con el activista del Frente de Acción Cívica Orlando Zapata Tamayo (FACOZT), el castrismo lo envió a prisión por no pagar 10 multas cuyo monto, tras duplicarse la sanción inicial, ascendía a 11 150 pesos. Éstas le fueron impuestas por la Seguridad del Estado por participar en las actividades del FACOZT, frente a cuya sede la Seguridad desplegaba un operativo cada vez que había una reunión de miembros y activistas.

“Cuando salíamos éramos detenidos y nos llevaban para la Séptima Unidad de la Policía, nos tenían un rato en el calabozo y nos soltaban con una multa de 100 pesos, dicen ellos que por violar el dispositivo de seguridad”, señaló Domínguez Sardiñas.

Sobre su liberación, en entrevista con Cubanet dijo sentirse “un poquito menos preso que cuando estaba allá adentro”. “En Cuba, como quiera, todos somos prisioneros de un régimen, de una dictadura, aunque no es lo mismo estar en la calle que en la prisión”, agregó.

En cuanto a su estancia en una cárcel de ese régimen, contó que las carencias y maltratos a los que deben enfrentarse los reos en el penal hacen que en la práctica y en la realidad la permanencia allí sea mucho más difícil de lo que debería ser estar en prisión.

La alimentación es pésima. Del sistema de salud ni hablar: hay médicos, pero no hay medicamentos. La higiene es la que el propio interno sea capaz de proporcionarse; su familia es la que le consigue el cloro y el detergente para poder limpiar, porque la dirección del penal nunca se preocupa por eso”, denunció en la referida entrevista.

Incluyendo la última condena, Domínguez Sardiñas ha estado preso por motivos políticos en cuatro ocasiones, lo que le ha permitido atestiguar, aseguró, el deterioro progresivo de la situación en las cárceles de la isla.

“Esta vez pasé por tres prisiones y te aseguro que la situación de los presos cada vez es peor. La policía no respeta ni los más elementales derechos de los reos, los maltrata, los mata de hambre, no les da medicamentos y les niega la asistencia médica. Esto se ha ido intensificando, mucho más ahora, por todas las carencias que sufre el país por culpa de la dictadura”, dijo a Cubanet.