Policía política amenaza a manifestante Andy García y su hermana

A Roxana García la Seguridad del Estado la amenazó con cárcel si continúa denunciando la situación del manifestante del 11J y ayudando a otros prisioneros políticos
Andy García y su hermana Roxana
 

Reproduce este artículo

La Seguridad del Estado de Cuba amenaza y presiona al joven Andy García Lorenzo, encarcelado por manifestarse el 11 de julio en Santa Clara, y a su hermana Roxana García.

“Están intentando aislarme psicológicamente amenazando a los presos que solo quieran hablar conmigo, me están intentando desacreditar diciendo que abandone la causa, que soy un traidor”, denunció Andy García desde la cárcel, según publicó en Twitter el esposo de Roxana, Jonatan López Alonso.

“Yo sigo firme y dispuesto a seguir luchando por que el régimen caiga”, comunicó el prisionero político de 23 años de edad.

A su hermana, la policía política la amenazó con cárcel si continúa denunciando la situación del manifestante del 11J y ayudando a otros prisioneros políticos.

El 24 de diciembre, durante una visita a Andy, “en lugar de ir directamente a verlo la Seguridad del Estado nos hizo una encerrona a mis padres, mi hermano menor y a mí”, declaró Roxana a ADN Cuba.

“El oficial que se hace llamar 'Daniel' dijo que yo me estaba aprovechando del sufrimiento ajeno para ganar visibilidad y protagonismo, como si ese dolor de Andy y los presos políticos no fuera mío también”.

El agente, junto con otro oficial y el jefe de la prisión, le aseguró que ella “debe mucho a la Revolución” y que “no tenía que estar ayudando a nadie”. La amenazaron, delante de su otro hermano menor de edad, con hacerla “cumplir por los delitos que estaba cometiendo”, que ellos se encargarían de detenerla.

Además, “me dijeron que mi hermano iba a responder en prisión por todo lo que yo hiciera aquí afuera”, denunció Roxana García, de 20 años de edad.

La joven respondió a los agentes que ella no tenía nada que hablar con la policía política, menos cuando estaba visitando en prisión a Andy, y que si querían interrogarla que la detuvieran como otras veces.

El oficial respondió que “la Ley la tenemos en nuestras manos y podemos ir a buscarte, donde quiera que estés, en un carro de la Unidad” y llevarla a la prisión. Según comunicaron a Roxana, la policía política está más molesta por la iniciativa “Ayudas a los valientes del 11J” que por las denuncias de la familia en redes sociales.

Roxana afirmó que no dejará de recoger donaciones de víveres, aseo y dinero para los presos políticos. “No te preocupes que tú no vas a pasar tu fin de año fuera”, advirtieron a la adolescente devenida activista.

Tras media hora de presiones y amenazas, dejaron que la familia visitara a Andy García Lorenzo. Comprobaron que lo tienen en una celda aislado y solo. A los convictos que entablan relación con él los trasladan a otras zonas del penal e incluso a otras provincias.

“Están tratando de desacreditarlo, tanto a él como a nuestra familia. Han dicho en la cárcel que mi hermano ya no está firme en la causa de la libertad de Cuba, cuando realmente no es así”, denunció Roxana. Además, evitan que otras familias de prisioneros coincidan en las visitas con la de Andy García Lorenzo.

La Fiscalía de Villa Clara pide siete años de privación de libertad para el preso político. Hasta el momento no hay fecha para su juicio. García Lorenzo se mantuvo en huelga de hambre durante 10 días hasta el 29 de octubre.