De regreso al encierro: adolescente del 11J recién excarcelado pasará 5 años de trabajo correccional

El cubano de 18 años fue excarcelado a finales de abril tras permanecer varios meses preso por participar en las manifestaciones antigubernamentales del 11J
Marco Pintueles, preso del 11J.
 

Reproduce este artículo

La libertad duró poco para Marco Pintueles, un cubano de 18 años de edad que fue excarcelado a finales de abril, tras meses preso por las manifestaciones antigubernamentales de julio de 2021. Esta semana fue condenado a cinco años de “trabajo correccional” en un campamento del régimen.

“Marco Antonio Pintueles Marrero, el único adolescente preso de Holguín, fue excarcealdo en abril, pero le acaban de notificar que debe volver al encierro: CINCO AÑOS de trabajo con internamiento por su participación en las históricas protestas”, informó la periodista Claudia Padrón Cueto. En su cuenta de Twitter, la reportera publicó un video donde se ve al prisionero entrando a un campamento de trabajo.

Padrón agregó en otro tuit que “el gobierno de Díaz-Canel no ha excarcelado a todos los adolescentes presos del 11J. Apenas les ha permitido a algunos esperar sus sentencias en libertad para luego encarcelarlos. A otros los deja otros pasar unos días en casa para luego recluirlos en granjas”.

Según Yanet Rodríguez, la reclusión y el trabajo forzado contra Pintueles Marrero han sido impuestos “después que saliera el 28 de abril de la prisión con un documento que decía libertad inmediata y al llamar a la mamá las autoridades le dicen que se había comprobado la inocencia de su hijo y por eso había sido liberado”.

La activista agregó en un post de Facebook que “Marcos ya se había incorporado a su escuela y estaba haciendo exámenes para poder terminar su 3er año, que había perdido por los 9 meses de prisión que pasó y ahora una vez más se le interrumpe sin importar el futuro de un adolescente, del único menor que queda preso en la provincia Holguín”.

En otra publicación, Rodríguez afirma que “en el caso de Marcos Antonio Pintueles sí existe un documento que certifica el carácter definitivo de la nueva sanción, que fue dictada durante la vista oral del proceso de casación. ¿El Tribunal Supremo se rectifica a sí mismo? ¿Quién en realidad está reescribiendo la sentencia?”, cuestionó.

”Si esta fue la moneda de cambio para retomar las relaciones con EE. UU., realmente la dictadura cubana no ha dado casi nada. Ahí, en la isla, siguen niños presos”, denunció la periodista Claudia Padrón en Facebook.

Nuevos casos de presos políticos a un año del 11J

Liosnel López Arocha y Yurién Rogelio Méndez Herrera son dos jóvenes presos políticos por las manifestaciones antigubernamentales que estallaron en Cuba el 11 de julio de 2021, que hasta ahora no formaban parte de los listados de detenidos.

Cubalex, organización de derechos humanos y asesoría jurídica, compartió un mensaje del activista Marcel Valdés, quien pide visibilizar el caso de Liosnel López Arocha, un manifestante del 11 de julio condenando a 12 años de prisión.

López Arocha, de 32 años y residente en Camagüey, es un preso político que “hasta ahora no estaba reportado en ninguna lista, pero ya lo encontramos”, explicó Valdés, quien está en contacto con los familiares de los casos recién divulgados.

Según el activista, el joven “se encuentra plantado en huelga de hambre desde el lunes, por favor compartan, siguen apareciendo presos políticos y las listas creciendo”.

Marcel Valdés también denunció este jueves que Yurién Rogelio Méndez Herrera, otro manifestante del 11 de julio, en su caso del barrio la Güinera, de La Habana, todavía “no tiene ni siquiera petición fiscal”.

El joven de 28 años de edad “se encuentra en un limbo, la madre ya no sabe qué hacer”, agregó Valdés. “Siguen saliendo inocentes que no estaban en las listas reportados, seguimos buscando y dándole voz a estos(a) valientes”.

La ONG Cuban Prisoners Defenders (CPD) elevó este 8 de junio a 1046 la cifra de su registro sobre presos políticos en Cuba, la mayoría encarcelados tras la escalada represiva por las manifestaciones de julio de 2021, que se extendieron por más de 60 localidades de la isla.

Según la organización, 901 personas permanecen recluidas por dichas protestas, mientras que en el último año han pasado por las cárceles del país unos 1236 presos políticos.