"Mamita no te dejará solo nunca": madre cubana a su hijo preso político

El joven cubano José Alejandro Rodríguez Gelin fue detenido por participar en las protestas populares del 11 de julio en el municipio Jovellanos, de Matanzas
El joven cubano José Alejandro Rodríguez Gelin fue detenido por participar en las protestas populares del 11 de julio en el municipio Jovellanos, provincia Matanzas
 

Reproduce este artículo

La cubana Meibel Gelin García, madre del joven preso político José Alejandro Rodríguez Gelin, dedicó un emotivo post en redes sociales a su hijo, donde le promete que no descansará hasta que él sea libre.

"Te lo juré y aquí estoy, no descansaré hasta que se haga justicia y seas libre. Mamita no te dejará sólo nunca: eres mi vida entera y por ti y tu libertad lucharé, aunque sea lo último que haga", escribió en Facebook.

Gelin García dio las gracias a su familia, y a los amigos y vecinos que los han ayudado "sin tan siquiera conocernos. Estoy aquí. Mil gracias a todos. LIBERTAD y JUSTICIA PARA MI NIÑO", concluye la publicación.

El joven cubano José Alejandro Rodríguez Gelin fue detenido por participar en las protestas populares del 11 de julio en el municipio Jovellanos, provincia Matanzas.

José Alejandro Rodríguez Gelin, de 22 años, fue arrestado el 12 de julio de 2021, un día después de participar en manifestaciones antigubernamentales. Se encuentra preso en la prisión conocida como Combinado del Sur en Matanzas.

En septiembre de 2021, la madre envió una carta al gobernante de la Isla Miguel Díaz-Canel y al presidente del Tribunal Supremo Popular, Rubén Remigio Ferro.

Gelin García explicó que el joven tiene problemas de salud avalados por especialistas de gastroenterología.

"Sus padres somos personas sencillas, sin antecedentes judiciales, que con muchos sacrificios hemos constituido una familia funcional. No poseemos preparación académica (...) Mi hijo, con más preparación, lee, escucha, compara e interactúa con personas desde su Servicio Militar, escuelas, universidades. Él tiene aspiraciones, desea mejores condiciones de vida, aspira a vivir honestamente con su salario de profesional".

Esta madre aseguró en la carta pública que fueron las convicciones de su hijo las que lo llevaron a manifestarse el pasado 11 de julio anterior. "Nadie le pagó, nadie lo presionó, fue por voluntad propia al enterarse que esto ocurría en otros lugares del país".

También describió los malos tratos que recibió el joven durante 40 días, encerrado en un cuarto, sin ventilación, y sin acceso a visitas ni llamadas de familiares. 

"No es educativo, no es humano. Es casi un niño, así lo veo yo, es un niño (...) A partir de hoy soy otra persona. Denunciaré a todos los niveles y escenarios lo que considero una injusticia y asumiré las consecuencias de mis actos al precio que sea. Aparecen nombres de carácter jurídicos que yo ni conocía pero yo pregunto a ustedes como denominar lo que hacen y harán con mi hijo. Ustedes no sabrán el nombre. Yo creo que yo sí sé: injusticia, represión", concluyó.