Déficit de refrigeradores hace que Inpud se planteé una mayor producción
La empresa Inpud, de Villa Clara, se plantea una mayor producción de refrigeradores para suplir el déficit de equipos de producción nacional y sustituir importaciones
La empresa prevé incrementar sus producciones. Foto tomada de Granma

La empresa Inpud, de Villa Clara, se plantea una mayor producción de refrigeradores para suplir el déficit de equipos de producción nacional y sustituir importaciones. En tal sentido, acomete una inversión de más de un millón de pesos que debe permitirle ampliar y modernizar sus capacidades productivas.

Según el oficialista Granma, los resultados del proceso inversionista deben permitir la fabricación de refrigeradores, un rubro productivo tradicional de la fábrica. Por ello se prevé “la adquisición del equipamiento necesario, que posibilite la producción de equipos de la marca Inpud Modelo rd01 y sus piezas de repuesto”.

La directora adjunta de la empresa, Doris Rodríguez Díaz, explicó que “con esa inversión se prevé sustituir buena parte de las importaciones de esos aparatos, alcanzando en la primera etapa un nivel de producción anual de 16 mil unidades de refrigeradores frost, cifra que puede llegar a las 24 mil unidades en la segunda, prevista para el año próximo de aprobarse el financiamiento”.

Para este 2020, agrega Granma, la Inpud villaclareña planea ensamblar más de 40 mil ollas arroceras y multipropósitos, además de cocinas domésticas de diversos tipos e industriales, cajas de agua y ventiladores de mesa, pared y pedestal.

“Asimismo, está prevista la producción de diferentes elementos que apoyan el programa de la vivienda, como tomacorrientes, cajas eléctricas, interruptores, luminarias y fregaderos”, añade.

Si bien a priori es una información que muchos cubanos pueden agradecer, lo cierto es que algunos optan por no adquirir nada ensamblado en Cuba, dada la dudosa calidad de todo lo que se hace en la isla. 

Mientras, aquellos que no pueden permitirse otras opciones, ya sea de refrigeradores o de cualquier otro artículo, muchas veces ven sufrir sus bolsillos por fenómenos como la reventa en otros espacios de las producciones nacionales, que no son suficientes para cubrir toda la demanda.