EL PAÍS dedica reportaje a la nueva y vibrante escena de la música cubana

El suplemento semanal del diario español EL PAÍS ha dedicado un amplio reportaje a la nueva y vibrante escena de la música cubana que se hace hoy en la isla, a la que califica de "laboratorio sonoro".

El artículo recoge entrevistas con Cimafunk, Telmarys Díaz, Robertico Carcassés, Alain Pérez, Brenda Navarrete y Ray Fernández entre otros y trata de abarcar las principales tendencias de la música que se toca y triunfa actualmente en la isla, a los que califica de "una hornada de artistas deslumbrantes".

"En Cuba, la música funciona" --dice el reportaje firmado por Amelia Castilla. "Son, jazz, rock, rap o reguetón suenan en directo y a diario en este laboratorio sonoro. “Cuba es una isla de música y la gente paga por escucharla”, cuenta el compositor y pianista Roberto Carcassés, líder de Interactivo y uno de los descubridores de nuevos talentos. Cinco siglos después de la creación de La Habana, toda esa fusión cultural se ha globalizado bajo la etiqueta de música latina, y en el circuito mundial lo latino arrasa por encima de lo anglo."

El reportaje también hace notar que artistas son empleados públicos, que necesitan estar adscritos a empresas de producción nacional que mueven sus actuaciones y deciden quién sale en televisión o suena en las radios, y menciona el decreto 349, que controla los contenidos artísticos: "una excusa para la censura, aunque el Gobierno se defienda argumentando que solo trata de limitar el mal gusto y el sexismo de esa música descarada y explícita que se graba y se distribuye en las redes."

El auge de las figuras femeninas, que ahora tocan instrumentos antes reservados para los hombres, la eclosión de las redes sociales, el humor, la popularidad del reguetón y la manera en que ha cambiado la promoción de los artistas son otros de los temas que toca el artículo.