Cuentapropistas inactivos al menos 6 meses por COVID no pagarán impuestos
Cuentapropistas que permanecieron inactivos al menos seis meses de 2020 debido a la pandemia, no pagarán la Declaración Jurada
Cuentapropistas que permanecieron inactivos al menos seis meses de 2020 debido a la pandemia, no pagarán la Declaración Jurada
 

Reproduce este artículo

Los cuentapropistas cubanos que han estado inactivos seis meses o más, a causa de la pandemia de COVID-19 no presentarán ni pagarán la Declaración Jurada, informaron autoridades de la isla.

Así lo explicó este viernes la jefa de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), Mary Blanca Ortega Barredo, en la oficialista Mesa Redonda.

Según dijo la jerarca del régimen cubano, se trata de "una medida compensatoria determinada por la pérdida de ingresos a causa de la COVID-19".

Aclaró que otros sectores como el artístico que tuvieron afectaciones durante 2020, sí deben presentar su Declaración Jurada, pero si no recibieron ingresos, o estos fueron menores, no tendrán que pagar o lo harán en un porciento inferior al de años anteriores.

Dicho trámite inicia el próximo 28 de enero y como corresponde a los ingresos del año pasado, no los afectará la llamada "Tarea Ordenamiento".

El incipiente sector privado de la isla se ha visto grandemente perjudicado por la pandemia del nuevo coronavirus, que se le sumó a las históricas trabas gubernamentales para desarrollarse.

También la reforma monetaria, que entró en vigor el pasado 1 de enero, atenta contra ellos.

 
Cuentapropistas afectados por "Tarea Ordenamiento"

 

Esta semana trascendió la creación de una "brigada de enfrentamiento a los cuentapropistas" y la imposición de cuantiosas multas a estos, debido al abusivo tope de precios del gobierno.

"Multas entre 1000 y 2000 pesos a ciudadanos que cometen ilegalidades relacionadas con la puesta en marcha del ordenamiento monetario son impuestas por los grupos para la fiscalización y control del Gobierno de La Habana en sus recorridos diarios por establecimientos de la ciudad", publicó Radio Ciudad de La Habana el 14 de enero.

Lester Hernández, asesor de fiscalización y control del Gobierno de la capital explicó que esta nueva medida contra los cuentapropistas es "la respuesta a denuncias que hace la población en los números telefónicos de los organismos de la administración como son el Gobierno provincial, las oficinas del Partido Comunista de Cuba y la Policía Nacional Revolucionaria (PNR)".

El miércoles anterior, la supuesta "brigada de enfrentamiento" se movió hasta la barriada de Río Verde, en el municipio de Boyeros donde sancionaron a un cuentapropista con una multa de 1000 pesos por incumplir "la Resolución 19 de 2020 que establece los precios máximos minoristas a 44 productos agrícolas, quien en el momento de la inspección vendía el tomate a 10 pesos la libra".