Cubano recibe billete falso de un Cajero Automático
El banco no indemniza en estos casos, dicen al afectado
Cajero automático en Cuba da billete falso
 

Reproduce este artículo

Como si el dinero y la escasez aparejada a su falta no fuera un verdadero tormento para la gran mayoría de los cubanos residentes en la isla, ahora resulta que se corre el riesgo de que hasta los cajeros automáticos den billetes falsos, sin que los clientes puedan recuperar su dinero.

Así le sucedió a un camagüeyano meses atrás. Fue a extraer parte de su dinero en un cajero y, vaya sorpresa, uno de los billetes que el artefacto le expidió resultó ser falso, según los operarios del banco y otras autoridades que hasta el día de hoy no han hecho por reponerle su dinero, el cual seguramente le urge al afectado para su día a día, como a todos los cubanos.

Del episodio dio cuenta el diario oficialista Juventud Rebelde en su popular sección Acuse de Recibo, a cargo del periodista José Alejandro Rodríguez. Éste relata que el pasado 17 de octubre Guillermo Jiménez Montejo salió de su casa, en Camagüey, y decidió hacer uso de su tarjeta magnética para extraer 40 CUC en un cajero automático de la sucursal 5981 del Banco de Crédito y Comercio (Bandec), ubicada en la calle República de la capital camagüeyana.

Sin embargo, Jiménez Montejo no imaginaba el disgusto que le esperaba. Extrajo los dos billetes de 20 CUC cada uno, relata el periodista, a quien el afectado le narró todo lo sucedido, y entró a la sucursal bancaria a canjear uno de ellos por pesos cubanos.

La operaria que le iba a efectuar el cambio de dinero examinó el billete con desconfianza y le informó que éste presumiblemente era falso. De nada sirvió que el afectado manifestara que el billete lo acababa de extraer del cajero de esa sucursal. Tuvo que iniciar una reclamación ante el director de la sucursal bancaria y dejó sus contactos, pero aún así, hasta el momento de la publicación de la queja en el referido diario, no ha tenido una respuesta satisfactoria.

Como suele suceder, ante la falta de respuestas o la demora de las mismas, la víctima del billete falso proveniente de una entidad bancaria estatal elevó su queja a distintos niveles y esferas. No fue hasta el 12 de diciembre, casi dos meses después de lo sucedido, que se le informó “que los informáticos no habían podido ‘congelar la imagen’ de los dos billetes del cajero por la cámara, y ampliarla para comprobar que el billete falso salió de allí”.

Como se desprende de una respuesta de esa índole, la entidad bancaria y las demás involucradas, como Trasval, una empresa del Ministerio del Interior, consideran que el afectado miente respecto a la procedencia del billete.

Sólo así se entendería que no le hayan resuelto su problema y que, indolentemente, le comuniquen que “el Banco no indemniza estos casos”. “O sea, ¿va a quedar impune esta situación para que le vuelva a ocurrir a otra persona? ¿Y ahora qué hago? ¿Qué va a suceder con mis 20 CUC?”, se pregunta Jiménez Montejo en la comunicación que cursó a Juventud Rebelde para hacer visible su caso.

A la espera de que éste se resuelva favorablemente para él, lo cierto es que al parecer no se puede confiar ya uno ni de los cajeros automáticos o los centros monetarios del Estado.