Cubano que vive en la calle en Chile apuñala a otro vagabundo y termina preso

Vivía en la calle y agredió a un lugareño, en igual situación que él. La policía investiga el caso
Cubano detenido en Chile
 

Reproduce este artículo

Un cubano, del cual sólo se conocen las siglas de su nombre difundidas por la prensa chilena, “R. M. O.”, está detenido en la norteña ciudad de Iquique por participar en el asesinato de un mendigo.

Según informó la Fiscalía, la fiscal Kárem Gómez explicó en la audiencia que alrededor de las 9:30 horas del lunes 6 de junio, en el pasaje Fresia, entre las calles Tomás Bonilla y Hernán Fuenzalida, la víctima habría sostenido una discusión con el imputado, sin conocer hasta el momento las causas de dicha pelea. Ambos vivían en situación de calle.

Metros más allá fue alcanzado por el acusado, produciéndose un forcejeo, momento en que M. O. sacó un cuchillo desde el bolsillo de su chaqueta y le propinó una herida penetrante torácica de carácter grave a la víctima, alejándose del lugar. El afectado quedó en el suelo y fue auxiliado por un amigo y vecinos del sector, quienes dieron aviso a carabineros.

La fiscal detalló las diversas diligencias realizadas por la Brigada de Homicidios para lograr la identificación del imputado, en especial la ubicación de testigos de los hechos, quienes vieron el acusado cuando forcejeaba con la víctima y luego a este al caer al suelo. También dio cuenta de la declaración del jefe de urgencia que recibió a la víctima en el hospital regional, quien indicó que, de no haber mediado atención médica oportuna, hubiese salvado la vida.

Dada la gravedad de los hechos, el tribunal acogió la solicitud de la Fiscalía y decretó la prisión preventiva de R. M. mientras dura la investigación, que tiene un plazo de 120 días.

Numerosos cubanos han llegado a países de América del Sur en busca de una vida mejor, pero se han visto implicados en robos, asesinatos y otros crímenes. La mayoría no tienen como ganarse la vida y recurren a métodos delictivos para sobrevivir.

Los cubanos realizan una larga travesía, actualmente partiendo de Guayana, un país que no exige visa a sus visitantes. De ahí salen camino a mejores lugares, a expensas de mafias de traficantes de personas y funcionarios corruptos.