Consejo de Iglesias de Cuba rechaza ayuda humanitaria de Miami
El presidente del Consejo dijo que la ayuda enviada desde Miami "promueve la división" entre los cubanos y tiene "fines políticos
La ayuda recibida desde Miami está retenida en la aduana de Cuba
 

Reproduce este artículo

El Consejo de Iglesias de Cuba descalificó el envío de ayuda humanitaria desde Miami para los cubanos y dijo que se trata de una “nueva y ofensiva campaña de la plataforma Cuba Decide y su líder, Rosa María Payá”.

En un comunicado divulgado en Matanzas, el 13 de agosto, el reverendo Antonio Santana Hernández, presidente del Consejo, dijo que “el canal para traernos ayuda, nunca será el que promueva la división y dobles intenciones con fines políticos”.

Por su parte, la activista opositora está denunciando que toneladas de ayuda humanitaria están arbitrariamente retenidas por la Aduana General. Para el Consejo de Iglesias de Cuba se trata de “rumores y acentuadas manipulaciones”.

“No es un secreto la carencia de bienes de primera necesidad que tiene nuestro pueblo, pero tampoco lo es el cruel bloqueo económico, financiero y comercial acrecentado por el Gobierno de los Estados Unidos hacia Cuba, como tampoco lo es el decisivo esfuerzo de la máxima dirección del país por salvaguardar la vida de los cubanos y de muchas personas en el mundo, evidenciando la vocación de solidaridad que nos distingue como personas de buena voluntad”, declaró el reverendo.


Para la pastora María Cristina Rodríguez Pentón, representante en Cuba del Ministerio internacional “De Mujer a Mujer”, negar la ayuda es un crimen contra la familia cubana y una violación a las libertades religiosas.

“Espero que después de esto, al gobierno cubano no se le ocurra pedir nada, porque si no dejan entrar, al efecto de la solidaridad es que no hay necesidad”, dijo la religiosa.

El pastor santiaguero Alain Toledano, quien es víctima del acoso constante de las autoridades en la isla, dijo que la retención de la ayuda en estos difíciles momentos es un crimen contra la sociedad.

“Estamos muy indignados por esta retención y pedimos a las autoridades cubanas que permitan que estas ayudas lleguen a las manos de cada cubano que las necesita”, declaró.