Scale Capital acuerda la compra de DirecTV Venezuela, con el “visto bueno” de Maduro

La compra se llevó a cabo tras una serie de negociaciones con Directv Latinoamérica. Anunciaron que los primeros tres meses el servicio será gratuito  
En los barrios, lo más cercano a la igualdad era Directv
 

Reproduce este artículo

 

En horas de la mañana de este este viernes 14 de agosto la empresa Scale Capital S.A. informó que restituirá la televisión satelital DirecTV, que había cesado sus operaciones por desacuerdos con el régimen madurista.
 
La compra de la filial venezolana se llevó a cabo tras una serie de negociaciones donde se acordó con Directv Latin America, utilizar la misma infraestructura que tienen en el país suramericano.

El comunicado detalló que la adquisición contó con el “visto bueno” de Nicolás Maduro. Adelantaron que designarán a Alexander Elorriaga como presidente ejecutivo de la compañía “una vez culminados” los trámites correspondientes.

La compañía retomará el servicio de forma progresiva (próximas 6 horas)  a más de 2.000.000 de suscriptores en todo el país, detallaron.


“La empresa se encuentra completando la compra de las acciones a Galaxy Entertainment de Venezuela SAT III R C.A y Galaxy Entertainment de Venezuela, C.A.”, detalla el texto.
El director general de Scale Capital, Jacopo Bracco, mencionó que están “muy ilusionados con este lanzamiento” y quieren “agradecer a todas las partes su apoyo, en particular al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel)”.

“Para la activación del servicio, los clientes de DIRECTV VENEZUELA solo tendrán que mantener sus receptores conectados y la antena debidamente orientada. La duración del proceso de reactivación es de aproximadamente 6 horas para llegar a todos los decodificadores que estén correctamente conectados. Los comandos de reactivación serán enviados periódicamente para asegurar que la mayor cantidad de decodificadores sean reconectados”, finaliza el comunicado.

Por su parte, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones del régimen (Conatel), confirmó que Directv, a través de la empresa Scale Capital, restituyó la señal de televisión por suscripción en toda Venezuela.

La multinacional estadounidense AT&T Inc. anunció en Mayo el cese de sus operaciones en Venezuela con efecto inmediato, explicando que las sanciones del gobierno de Estados Unidos le prohíben la transmisión de los canales Globovisión y Pdvsa TV, afectos a la administración de Maduro, una situación que incomodó al régimen y obligaron a la cableoperadora a abandonar el país.

El cese de las operaciones generó malestar en la población más desposeída, que contaban con el servicio como su única fuente de entretenimiento e información. Los venezolanos ya contaban con una de las peores conexiones de Internet en el mundo. Según la empresa de medición Ookla, el promedio de la velocidad en Venezuela es el más bajo de Sudamérica, por lo que la televisión satelital era su única opción.