Castrista en Granma: "Estoy feliz porque Donald Trump no esté cuatro años más"
Oliva Bello, que al parecer se le dan los adjetivos fáciles, también dijo estar "aliviada"
Castrista en Granma: "Estoy feliz porque Donald Trump no esté cuatro años más"
 

Reproduce este artículo

La vocera del régimen cubano, Karima Oliva Bello, se alegró este lunes de que "Donald Trump no esté cuatro años más con el dedo en el gatillo que podría disparar una catástrofe mundial y, además, asfixiando de manera brutal a mi país".

El texto atacando al aun presidente de Estados Unidos fue publicado en el periódico oficialista Granma, donde sus opiniones son habituales.

Oliva Bello, que al parecer se le dan los adjetivos fáciles, también dijo estar "aliviada".

Además, vuelve al discurso de "imperialistas" y "dominadores del mundo".

Entonces lanza un mensaje al proyectado ganador, Joe Biden, sobre la nueva administración: "¿dejará atrás el nuevo gobierno el delirio de sentirse con la misión de liderar el mundo, calificar de dictadura a quienes decidan no adscribirse a sus fallidos cánones de democracia y sentir que deben intervenir para cambiar regímenes políticos que no se avengan a sus intereses económicos?".

"¿Dejará de sentir que les corresponde llevar la supuesta democracia a Cuba?", es la última pregunta que lanza.

Los medios estatales cubanos estuvieron silenciosos en los primeros días de las elecciones presidenciales, sin embargo, comenzaron a hablar del tema para el 6 de noviembre.

En esa fecha, una de las conductoras del Noticiero, Diana Valido, se atrevió a decir, sin sonrojo, que el sistema electoral de Estados Unidos "está diseñado para perpetuar a una élite en el poder".

No entendemos cómo en ese momento, la vocera del régimen cubano fue incapaz de reconocer que donde ciertamente ocurre tal situación es en la isla.

¿Cómo Valido olvida que una élite es lo que ha gobernado Cuba en los últimos 60 años? Además, siempre los mismos, sin recambios importantes, siquiera para disimular.

Continuó en su "análisis" la periodista cubana diciendo que dicha élite se disputa un poder que "se diferencia entre distintas facciones, que no coinciden en métodos, formas, pero sí en esencia".

Le siguió el coro su compañero en el Noticiero, que agregó que "lo que ha sucedido (en EE.UU) ha puesto en entredicho a ese sistema electoral en el mundo que como ya se ha reportado es uno de los más costosos".