Violencia policial del régimen: una mujer con brazo fracturado tras arresto
Los agentes policiales fracturaron el brazo izquierdo de una de las cinco opositoras arrestadas en Placetas, Villa Clara, solo porque defendía el derecho a la libertad en Cuba.
Cubana con brazo fracturado por policías
 

Reproduce este artículo

A la Jennifer Castañeda, la policía la dejó con el brazo izquierdo fracturado, luego de que fuera detenida como parte del grupo de cinco activistas detenidas este 30 de septiembre en Placetas, Villa Clara.

Ese día ellas estaban protestando pacíficamente para exigir la liberación de los presos políticos cubanos Mitzael Díaz Paseiro y Didier Eduardo Almagro Toledo. 

Las cinco, que se catalogan como opositoras y son familiares de Díaz Paseiro y Almagro Toledo, víctimas de irregulares procesos legales por sus opiniones políticas, fueron liberadas en la noche del miércoles. 

La detención quedó documentada en un breve video donde se ve a cinco personas coreando la palabra “libertad”, y vestidas con pulóveres en los que se leen consignas contra la persecución por motivos políticos en Cuba.

Por este mismo hecho, la Asociación de Yorubas Libres denunció en sus plataformas virtuales que dos de sus integrantes fueron detenidas durante la noche del pasado miércoles 30. Enfatizaba el maltrato a "dos mujeres cubanas integrantes del comité ejecutivo de esta sociedad".

Relata la nota que ambas, además, recibieron golpes de efectivos de la Seguridad del Estado, como parte de la sostenida "persecución de los Yorubas libres por la policía cubana".

Los integrantes de la Asociación de Yorubas Libres de Cuba (Asociación de Yorubas Libres de Cuba, o “Yorubas Libres”) son víctimas habituales del acoso de la Seguridad del Estado cubano, explica el comunicado de prensa.

Por otro lado, reporta América TV que el arresto se produjo en medio de las manifestaciones de la opositora Academia Julio Machado, para exigir la liberación de los mencionados presos políticos.

Los arrestos y multas en medio del coronavirus no cesan en Cuba, expone la televisora, en un contexto en que se recrudece la represión. 

En La Habana, ya se declaró el desconfinamiento, luego de un mes en cuarentena y toque de queda, pero la "Justicia" cubana mantendrá las multas de 2000 y 3000 pesos a quienes violen las medidas sanitarias.

La reapertura habanera no incluye bares, discotecas y fiestas, mientras los negocios privados se hallan en crisis por la pandemia, que ya deja en el país una cifra de aproximadamente 250 000 cuentapropistas afectados.

En La Habana la reapertura desde este 1ro. de octubre incluye también a los negocios privados pero, al igual que los estatales, tendrán que ofrecer servicio al 50% de sus capacidades. Entretanto, provincias como Ciego de Ávila y Sancti Spíritus continúan complicadas con eventos de transmisión local.