Hasta 5000 pesos cuestan los turnos para comprar en tiendas MLC

Además del valor exagerado de los productos, los cubanos tienen que pagar por hacer cola, y no es poco lo que cuesta un turno... Toda una red de corrupción rodea a las tiendas MLC, ese invento del castrismo.
Cola-MLC
 

Reproduce este artículo

El turno para comprar una nevera en las tiendas MLC, uno de los electrodomésticos más buscados en La Habana, puede llegar hasta los 5000 pesos, asegura Diario de Cuba.

Una rápida investigación del medio independiente en la tienda La Época, de las más grande de la capital y que actualmente opera sólo en moneda libremente convertible (MLC) confirmó que allí todo el personal está complotado con el mercado negro.

“Quienes me dan el soplo de cuántos freezers venderán para la cola son los militares que custodian el Departamento de Electrodomésticos”, aseguró un “negociante” de la calle al citado medio.

“Ni siquiera los trabajadores tienen el control dentro de la tienda; al menos no del Departamento de Electrodomésticos. Luego de saber cuántos equipos se venderán, comienza el proceso de escanear el carnet y repartir los cartoncitos que te autorizan a acceder a ese departamento”, añadió.

El personal del establecimiento comercial se lleva entre 2500 y 3000 pesos, además, hay que “tocar” a los policías que custodian el exterior para no tener problemas. Cada pago se hace a través de Transfer Móvil, para no dejar rastro.

El sistema es similar en otras tiendas de la capital. Amanda —una habanera consultada por ADN Cuba y que prefirió mantener el anonimato— comentó que en el municipio Diez de Octubre, en varios establecimientos donde venden equipos electrodomésticos en MLC, los turnos pueden costar hasta 3000 pesos.

Una manda de gente fue lo que yo vi el 25 de mayo cuando fui a comprar en Brimart —ubicada en la calzada de Diez de Octubre. Yo quería una nevera, pero con la cantidad de gente allí y lo que pedían por los turnos, obviamente me fui sin mi equipo”, declaró la mujer.

“Mejor espero a ver si tengo más suerte, porque no tengo ni tiempo ni tanto dinero como para gastarlos de esa manera”, agregó.

Al parecer, “métodos” similares se usan en otras provincias. En el poblado de Santo Domingo, provincia Villa Clara, comenzó una práctica que la prensa oficialista del territorio califica de “experiencia positiva”.

La página web de Telecubanacán celebra que entre las medidas adoptadas “está la organización de las colas en las tiendas en MLC por activistas de la comunidad, quienes realizan listados para la compra de equipos electrodomésticos”.

Según el medio de propaganda, esto “posibilita el acceso de mayor cantidad de personas, así como un número designado a los miembros de la ACLIFIM [Asociación Cubana de Limitados Físicos Motores], ANCI [Asociación Nacional del Ciego] y otras asociaciones de impedidos físicos”.