Trump brinda "total apoyo" a María Elvira Salazar

“María es muy necesaria en Washington", dijo Trump, y agregó sobre su contrincante, la demócrata Donna Shalala: "es un pirata político y un títere de Nancy Pelosi"
El presidente dio su apoyo a María Elvira Salazar
 

Reproduce este artículo

El presidente Donald Trump envió un mensaje de apoyo a la periodista cubanoamericana María Elvira Salazar en su candidatura a la Cámara de Representantes por el distrito 27 de Florida.

“María es muy necesaria en Washington. Es una persona sobresaliente que realmente ama a su país y a su estado. Su oponente, Donna Shalala, es un pirata político y un títere de Nancy Pelosi. Ella no hace nada por Florida. ¡María tiene mi respaldo completo y total!”, escribió en Twitter.

En la red social, Salazar criticó a su oponente, la demócrata Donna Shalala, luego de que un artículo del Miami Herald informara que Shala no reveló ventas de acciones, lo que viola la ley federal.

En respuesta, Elvira Salazar argumentó que “la gente está harta de políticos como Donna Shalala que piensan que están por encima de la ley”, y agregó que “los congresistas son elegidos para ir a Washington a representar las necesidades de su distrito y no a llenarse los bolsillos”.


Salazar nació en Miami en el año 1961 y es hija de padres cubanos. Se graduó de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad de Miami y se ha desempeñado como periodista para grandes cadenas televisivas como Univisión, Telemundo y CNN en español, cubriendo historias locales y sobre la Casa Blanca.

Su propia carrera política empezó oficialmente en el 2018, cuando la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen se retiró de su cargo y Salazar decidió anunciar su candidatura para representar al distrito número 27 en el congreso de La Florida.

El 28 de agosto de 2018, Salazar ganó la primaria republicana por un margen de aproximadamente 15 puntos sobre su principal competidor, Bruno Barreiro. Por su parte, la exmiembro del gabinete de Clinton, Donna Shalala, ganó la nominación demócrata para el escaño, convirtiéndose en su principal oponente.

Los únicos debates celebrados durante la elección se realizaron en español. Shalala no habla español y se vio obligada a usar un intérprete, lo que le dio ventaja a Salazar. Cada uno de los candidatos rechazó las oportunidades para un debate en inglés, debido a conflictos en sus calendarios. Salazar perdió frente a Shalala, quien obtuvo casi el 52 por ciento de los votos.

Desde que inició su carrera política Salazar se ha definido a sí misma como alguien con principios “conservadores, cristianos y de sentido común”