"Todavía estoy esperando mi dinero": cubano denuncia ineficiencia de TuEnvio
Nunca le llegó la compra, nadie lo atiende para darle una respuesta y tampoco le devuelven su dinero; las ineficiencias del sistema de comercio el electrónico TuEnvío continúan causando malestar en la población.
"Todavía estoy esperando mi dinero": cubano denuncia ineficiencia de TuEnvio
 

Reproduce este artículo

Este 3 de septiembre el oficialista periódico Juventud Rebelde le dio acuse de recibo a una carta enviada a su redacción por Jorge Luis Quintana Mesa, quien es vecino de edificio 704, apto. 24, en la zona 21 del reparto capitalino de Alamar. Denuncia en ella que el pasado 16 de agosto realizó, a través de TuEnvío, una compra en el mercado de Cuatro Caminos que nunca le entregaron.

"Luego de que Cimex juró y perjuró que ya TuEnvío funcionaba bien", Jorge Luis, aunque consciente de los problemas presentados por la plataforma, decidió usarla.

El resultado fue que logró acceder a respectivos "combos" en los mercados Carlos III y Cuatro Caminos. Y ante la sorpresa, el 16 de agosto volvió intentarlo y nuevamente logró "montar en el carrito virtual" de Cuatro Caminos otro combo por valor de 10 CUC, con la orden NC0189869, más 3,12 CUC por transportación.

Como parte del proceso recibió en su correo el aviso de la tienda de que había adquirido y pagado el combo, y que en el transcurso de los próximos diez días lo entregarían en su casa. Para más seguridad, de inmediato Jorge Luis lo rastreó y vio que estaba "en proceso".

Luego de 7 días, el 23 de agosto, escribió un correo alertando a la tienda de que su combo seguía apareciendo "en proceso" y que apenas faltaban tres días para que se venciera el plazo de entrega, pero no le respondieron.

El día 26, a las cinco de la tarde, escribió otro correo alertando que ya se había vencido el plazo de los diez días, y su combo seguía "en proceso". En esta ocasión tampoco recibió ninguna respuesta.

Al día siguiente volvió a acceder para verificar el estado de su compra y detectó que la habían pasado a "transportándose". Ya habían incumplido, pero del lobo un pelo, más vale tarde que nunca, pensó. Pero los días pasaron y nada de su pedido, por eso el 1ro. de septiembre volvió a rastrear temprano y descubrió que lo habían "cancelado".

"Esto es un chiste, pensé, y escribí al correo muy bravo, por supuesto, y pidiendo que me explicaran cómo recuperar mi dinero. Todavía estoy esperando la respuesta. He llamado por el teléfono de Contacto puesto a disposición de los clientes y nadie lo atiende".