"Tenemos que defecar en cubos": cubanas denuncian situación en la que viven
Los problemas de la Vivienda persisten en Cuba, y lejos de una llave estatal que solucione casos, estos aumentan y se agudizan, mientras no pocas madres denuncian sus vicisitudes para asegurarles techo a sus hijos.
Cubanas denuncian situación de insalubridad en la que viven
 

Reproduce este artículo

Madres cubanas hablaron frente a las cámaras de Cubanet para denunciar la situación de insalubridad en la que sobreviven sin que el Estado cubano haga nada para cambiarla, de acuerdo con un reportaje publicado en YouTube.

Anay Nogueira, madre de tres pequeños y resiliente tras la violencia de género que padeció por parte de su expareja, relata cómo llegó al lugar colectivo donde reside ahora junto a sus hijos y otras familias. Llegaron, sobre todo, cansados de peloteos en relación con las viviendas anteriores en que se hallaban, tampoco propias.

"Estuve casi 8 años viviendo en un sótano, ahí nacieron mis tres hijos", dice, y revela que su pareja la maltrataba físicamente e incluso estando él en prisión la tenía amenazada de muerte. 

"Yo recogí todas mis cosas y fui para casa de mi mamá. La idea mía era darle un porvenir a mis hijos. Tenía que dormir en la sala con mis niños, montar la cama por la noche para poder dormir en la sala de mi mamá", explica. 

En control de fondo, de Vivienda, le dijeron según detalla la joven madre, que el país tenía muchas personas en situaciones peores que la suya, así que la animaron a que buscara un local donde meterse.

Por su parte Lenay Pasuti Aguerrido cuenta que ella solicitó al gobierno un desglose de propiedad. "Fue aprobado, pero nunca me lo llegaron a dar. Un buen día me levanto, un 14 de diciembre, cogí un maletín e introduje cosas para mis hijos y para mí y a las 12 de la noche de ese mismo día, yo decido entrar en este lugar", comenta.

"Aquí tenemos que DEFECAR en cubos, los niños en tibores"; "Aquí en realidad no tenemos ni luz (electricidad) ni agua, ni tenemos una fosa", dicen Anay y Lenay, en ese orden, sobre la crítica situación de vivienda que enfrentan. 

"Todo se queda engavetado, las verdaderas personas que pueden hacer por cambiar, nunca se enteran de lo que pasa", añade la primera.

A pesar de todo Lenay sigue confiando en la presidencia cubana y apela a que "si el presidente supiera", como si la corrupción fuera solo a una escala municipal en Habana del Este y no llegara a niveles de dirección nacional.