Sociedad Interamericana de Prensa condena arresto de periodistas cubanos

Mary Karla Ares González y Esteban Rodríguez, dos reporteros independientes, permanecen detenidos, luego de participar en una protesta pacífica el fin de semana en apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara.
SIP-periodistas-cubanos
 

Reproduce este artículo

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el arresto de los periodistas Mary Karla Ares González y Esteban Rodríguez, durante una protesta pacífica el fin de semana en La Habana.

“En Cuba prosiguen las restricciones de protestas civiles y la estigmatización hacia los periodistas independientes a través de los medios estatales, tal como lo hemos venido denunciando”, declaró el presidente de la SIP, Jorge Canahuati, quien exigió, además, la inmediata liberación de los periodistas.

El régimen acusa a Ares González, de 28 años, y colaboradora de Amanecer Habanero, medio de comunicación comunitario del Instituto por la Libertad de Expresión y Prensa, por el supuesto delito de desorden público, que conlleva una sanción de entre tres meses y un año de cárcel, multas en efectivo o ambas penalidades.

Ares González fue arrestada cuando transmitía en directo por su muro de Facebook la represión policial contra los manifestantes.

El caso de Rodríguez, colaborador de ADN Cuba, ha sido clasificado como “desaparición forzada”, y la policía política no ha dado respuesta a los reclamos de su familia y colegas sobre su paradero.

Los manifestantes pretendían llegar hasta la sede del Movimiento San Isidro (MSI), ubicado en la calle Damas 955 y cercada por fuerzas del régimen desde hace semanas.

Ante la resistencia de las fuerzas policiales, se sentaron e hicieron desobediencia cívica y pacífica, en un pequeño parque de las calles Obispo y Aguacate (Habana Vieja), soportando la embestida policial y de la Seguridad del Estado.

Los activistas comenzaron a corear consignas que fueron secundadas por decenas de personas que no participaban, en principio, en la manifestación.

La organización de derechos humanos Cubalex compartió imágenes de uno de los principales agentes agresores: “ha golpeado a mujeres y hombres de la oposición. Este hombre apagó un cigarro en el rostro de una Dama de Blanco. Se le conoce como el agente Camilo”.

Entre los detenidos estuvo el joven Leonardo Romero Negrín, quien sacó un cartel en el que podía leerse la siguiente demanda: “Socialismo sí, represión no”.

Para la periodista independiente Camila Acosta, que un joven que cree en el socialismo haya apoyado a Luis Manuel Otero Alcántara y a los disidentes cubanos, “dice mucho de los cambios que se están generando, de la solidaridad”.

Tal proceder viola incluso artículos de la constitución del régimen aprobada en febrero de 2019, específicamente el 54 y 56, relacionados con las libertades de pensamiento, conciencia y expresión, y los derechos de reunión, manifestación y asociación que supuestamente el Estado cubano reconoce y respeta para sus ciudadanos.