"Este es el momento de cambiar": Nassiry Lugo e Issac Delgado apoyan a los manifestantes

Los músicos cubanos se suman a la lista de personalidades que, desde el lunes, tomaron partido por el levantamiento popular y condenaron la represión del Gobierno.
Lugo-Delgado
 

Reproduce este artículo

Los músicos cubanos Nassiry Lugo e Issac Delgado condenaron este 14 de julio la represión contra los manifestantes y dieron su apoyo a las protestas en la isla.

“Mi corazón está con mi gente en Cuba, con todos los que están manifestándose, con la juventud que está sacando las banderas y diciendo ‘este es el momento de cambiar”, declaró el exvocalista del grupo Moneda Dura.

Según Lugo en un video que compartió en redes sociales, la historia se está repitiendo. Como en la época del dictador Fulgencio Batista (1952-1959), hay personas desaparecidas, madres que lloran por sus hijos, jóvenes muertos y heridos.

Por su parte, Isaac Delgado expresó: “No a la violencia, no al odio entre cubanos (…). Apoyo la libre expresión y censuro el abuso”.

También la orquesta cubana Van Van, una de las más emblemáticas del panorama musical de la isla, apoyó la víspera a los manifestantes y condenó la violencia.

“Siempre apoyaremos al pueblo, sea quien sea, piense lo que piense, defienda la ideología que defienda siempre con el máximo respeto, no olvidemos que somos cubanos”, declaró la agrupación en redes sociales.

“Apoyamos a los miles de cubanos que reclaman sus derechos, debemos ser escuchados. Digamos no a la violencia y al atropello. Llamemos a la paz en nuestras calles”, agregó.

Los integrantes de la agrupación musical, fundada en 1969 por Juan Formell, se suman a los artistas cubanos que tomaron partido por los manifestantes que, desde el domingo 11 de julio, salieron a las calles de la isla a exigir libertad y mejores condiciones de vida.

La lista es larga: figuran en ella Adalberto ÁlvarezGloria EstefanAldo Roberto RodríguezLeoni TorresLeo BrowerArmando Christian Pérez, más conocido como PitbullErick Iglesias, conocido artísticamente como Cimafunk, entre otros.

Las protestas llegan este miércoles a su tercera jornada, sin que parezcan disminuir en intensidad y extensión, según los reportes que llegan desde la isla.

La Habana, capital de Cuba, está entre los epicentros del levantamiento popular; barrios de la periferia, los más golpeados por la crisis económica, se alzaron el domingo y el lunes. Las imágenes muestran a las fuerzas antimotines repartiendo golpes y llevándose a jóvenes a la cárcel.

El régimen cortó el servicio de internet, según fuentes especializadas, para evitar que trasluciera el alcance del estallido y la represión, pero la información continúa filtrándose hacia los medios independientes.

Las manifestaciones más importantes, que agrupan a miles de personas en las calles, han tenido lugar en San Antonio de los Baños, Palma Soriano, Alquízar, Güira de Melena, Bauta, San José de las Lajas, Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba, Güines, Santa Clara, Cárdenas, Holguín, La Habana y Bayamo.

El 13 de julio el gobierno reconoció la muerte de Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, aunque la atribuyó a “elementos antisociales y delincuenciales”.