Sandro Castro: ¿el "abanderado" de Nike en Cuba?

El nieto del dictador Fidel Castro reaparece exhibiendo en toda su vestimenta la “odiada marca capitalista”
Sandro Castro
 

Reproduce este artículo

El nieto del dictador Fidel Castro, Sandro Castro reapareció en su Instagram exhibiendo en toda su vestimenta la “odiada marca capitalista” Nike. Su última salida en redes sociales había sido para pedir disculpas públicamente por jactarse de sus coches de lujo cuando la mayoría del pueblo cubano vive en la miseria debido a su familia.

Ahora vuelve Sandro, de la mano de su chica Laura Daniela, que gracias a Sandro también se sabe que además de fotografía sabe hacer “otras cosas bien”. “Eres la persona más linda y que más he querido en mi vida, por cierto que buena soy tirando fotos”, le dice Laura.

“Tú eres la persona que más amo gracias por quererme si ya veo que eres muy buena en muchas cosas”, le respondía el de apellido Castro desde su perfil público en Instagram. Sandro aparece con camisetas, short y zapatillas Nike, además de unas gafas Ray-Ban, estilo aviador.

Excesos y muestras de lujos existen de sobra en la familia Castro-Ruz, desde la isla privada y pescas exclusivas del dictador Fidel, las cenas con langosta de Mariela Castro, las salidas en yates privados del guardaespaldas Raúl Guillermo, alias “El Cangrejo” o los paseos en barcos por Turquía de Antonio Castro.

Los ejemplos de la vida de millonarios capitalistas que se da la familia Castro-Ruz, abundan, por ello llamó la atención cuando en marzo pasado el oficialismo aparentemente castigó al cuasi reguetonero Sandro Castro por exhibir su Mercedes Benz. Tanto que hasta su tío Alex Castro lo llamó “papa podrida”, tratando de separar al resto de la dinastía del “apestado muchachito” cuando son exactamente lo mismo.  

¿Acaso es la primera vez que Sandro Castro luce sus lujos en redes sociales? Para nada. En nuestras páginas hemos seguido sus andanzas como “influencer” y empresario de EFE Bar, uno de los más concurridos de la capital. Siempre de la mano de figuras de la farándula reguetonera, presumiendo de sus gustos alcohólicos (vinos caros, whiskys), cocinando paellas o exhibiendo sus varios autos de colección en videos de músicos. 

Sandro también ha salido de juergas en medio de las cuarentenas en La Habana y nadie se molestó por “atacarlo” públicamente, ni Rojas, ni Alex Castro, ni los “compañeritos del Comité Central que lo atienden”. También le hizo un rap a la posible vacuna cubana contra el Covid, a modo de burla.