Sancionan a médicos en Matanzas por no estar “bien protegidos”

Nueve médicos del servicio de terapia intermedia del hospital Faustino Pérez, en la provincia de Matanzas, habrían sido sancionados por no estar “bien protegidos”. Los sancionadores, denuncian en redes, fueron los encargados de proveerles los medios de protección
Hospital Faustino Pérez
 

Reproduce este artículo

Nueve médicos del servicio de terapia intermedia del hospital Faustino Pérez, en la provincia de Matanzas, habrían sido sancionados por la dirección del centro por no estar “bien protegidos” y contribuir a la propagación de la epidemia de COVID-19 en ese recinto, donde se ha consolidado un foco de transmisión de la enfermedad.

Según denuncias en redes sociales, es cierto que los sancionados, presuntamente también enfermos, estaban mal protegidos, pero “porque quien tenía que velar por ello” no les suministró los medios de protección adecuados.

La usuaria de Twitter Laura de Cuba, quien afirma en su perfil que en Twitter intenta “aprender a ser libre”, cosa que en su realidad “es un delito”, denunció en un hilo todo el suceso.

De acuerdo con su narrativa de los hechos, “todo comenzó por el caso del fallecido que salió el martes cuando en realidad falleció el sábado. Han salido (del hospital) varios médicos, enfermeros, secretaria de sala que atendieron al paciente. Lo que pasa es que llegó por Cuerpo de Guardia con otros síntomas y pasó por varios servicios: medicina, cirugía, intermedia e intensiva. Hoy mismo han dado (positivo) dos internos, dos residentes y una abuela. Dicen que son como 20 y faltan resultados aún”.

“Está feo eso en el hospital, aún no lo cierran y viene desde ya hace una semana. A los médicos los llevaron a la EIDE en una situación pésima… Se quejaron y quejaron hasta que los llevaron para Villa EMCI y creemos que seguirán cayendo más casos. No les dan medios de protección suficientes, sólo a los de la consulta de respiratorios. A los otros un par de guantes al día, ahhh y que ellos traigan su nasobuco”, detalla la tuitera cubana.

Según agrega, “los médicos de intermedia se tuvieron que buscar sus propios medios de protección para trabajar”, pese a lo cual “acaban de ser sancionados públicamente en la Guardia, donde el Director de este hospital, el Doctor Andrés Lamas Acevedo, mostró decepción con el servicio de intermedia”.

“La culpa nunca llega al piso. La culpa no es del MINSAP ni del hospital y su junta directiva por no adoptar las medidas de bioseguridad adecuadas para cuidar a sus profesionales. ¡En fin! Las consignas me tienen harta. ¡Ayúdame a denunciar este atropello!”, concluye su exposición Laura, que se cuestiona para qué los cubanos aplauden y “sueltan consignas” a las nueve de la noche cada día, si suceden cosas como la relatada en su hilo.

“Hay nueve médicos en Matanzas que han sido sancionados” pese a que sólo “cumplían con el deber y no tenían medios de protección suficientes”, reitera.

Lo narrado por Laura coincide con lo posteado en Facebook por la doctora María del Carmen Álvarez, al parecer madre de uno de los médicos del Faustino Pérez trasladados inicialmente a la EIDE.

Bajo el título “La importancia de la verdad”, Álvarez defiende a “los infelices contagiados por el COVID del servicio de terapia intermedia”, ahora además “sancionados públicamente por no protegerse”.

“¡Qué pena! Enfermos y sancionados públicamente. Es la última publicación que hago del tema, confío en mis colegas de a pie, que en definitiva son los que están luchando por salvarles la vida. Después veremos”, concluye.