Ruta de Tapas, la oferta que acercó a los jóvenes cubanos al hotel Packard

 

Cuba es un eterno verano, pero los meses de julio y agosto son los de vacaciones, y en este 2019 nuevas iniciativas desde el sector privado le robaron más de un momento feliz a muchos jóvenes cubanos que por primera vez visitaron lugares tan lujosos como el Hotel Packard, una de las últimas joyas de La Habana para seducir al turismo.


Esta vez, cubanos de a pie, sobre todo jóvenes, conocieron una Ruta de Tapas ideada por "A la Mesa", la iniciativa privada que recoge a casi todos los restaurantes de La Habana.


Agosto fue el mes que marcó la tercera ruta que propuso "A la Mesa". Las propuestas anteriores habían dejado buena impresión por eso repitieron, y lo seguirán haciendo mientras exista un público dispuesto a degustar por 3 CUC una tapa y una copa de vino Casillero del Diablo.


Amalia Fuentes fue una de esas jóvenes que eligió esa ruta. "La iniciativa es bastante buena, vale la pena invertir porque es única, tiene buen precio. No se puede decir que es barato pero tiene un buen precio, porque el vino cuesta más de 4 CUC  en muchos de los lugares y por 3 CUC degustas una tapa, que es singular, diferente. Además puedes ir a lugares donde normalmente no visitas como el Packard".


Para nadie es un secreto que el Packard es un hotel Cinco Estrellas, en el medio de la Habana Vieja, de última remodelación, por lo que sus precios están en correspondencias con esos "valores agregados" que hacen que los cubanos solo visiten sus portales a mirarse en los espejos.  


"Al Packard no es fácil entrar, pero con la Ruta de Tapas tuvimos esa posibilidad. A eso se le suma la idea de ir con los amigos", dijo Amalia en exclusiva para nuestra revista ADN Cuba.


Esta joven decidió pasar su cumpleaños en uno de los sitios sugeridos, el restaurante Fajoma, y dice que se sintió muy satisfecha con la propuesta, por eso siguió visitando hasta llegar a La Loma del Ángel. Sin embargo, la opinión sobre este sitio no es la misma.


"Donde más cogíamos es en el servicio, realmente está mejor que en otros lugares (más baratos claro) pero a veces es un poquito lento".
Pese a esa "experiencia no tan agradable", el resto de las tapas fue bueno, por eso Amalia recomienda esta opción, para que en próximas ediciones más jóvenes se sumen a esta iniciativa: "Yo recomiendo, sobre todo para los cubanos, aunque no tiene que ser toda la ruta porque realmente es costosa".


Alejandro Dovale fue otro de los que visitó el Packard como primera parada dentro de la Ruta de Tapas.


"Me parece una oferta muy original y además que es asequible para casi todos los bolsillos, yo creo. Permite a la mayoría de la gente acceder a lugares que de otra manera no podrían y así probar otro tipo de plato, que normalmente sería un lujo de un día. Ruta de Tapas permite que la gente conozca. Lo veo muy bien", dijo Alejandro.


El Packard recibió muchos elogios de los que por estos días lo visitaron, y con un precio muy bajo para lo que normalmente se consume en sitios como este.


"El lugar es precioso, todo ha sido muy bien. Yo creo que una copa de vino y una tapa por 3 CUC está bien. Yo conozco un poco de tapeo porque no vivo en Cuba hace algunos años, vivo en Madrid, y la verdad que está muy bien, allá una tapa es más cara incluso", contó Alejandro.


Beatriz Matos fue otra de las chicas que atestiguó la excelente idea de "A la Mesa". "La opción de la Ruta de tapas es muy innovadora, hace tiempo que estábamos tratando de entrar, se hace muy pocas veces al año, creemos que puede hacerse más veces, es algo súper diferente, trae opciones a las cuales los cubanos no podemos acceder por los precios tan altos que tiene, es excelente opción para nosotros, además el servicio en el Packard es maravilloso".


""A la Mesa" está perfecta para mi -dijo Beatriz- Es una opción muy buena para la juventud cubana. Volver a compartir con los amigos en un lugar diferente es súper lindo. ¿Quién viene a un hotel a comer? Pero la tapa del Packard es buena, tenía una opción muy típica, un ajiaco, aunque no es el ajiaco tal cual estamos acostumbrados, trae frijoles, trae maíz ya desgranado, pero tiene un sabor característico cubano, muy bueno".
"El servicio, la presentación, el sabor de la comida, todo ha estado muy bueno, ha estado genial. Los precios para un público con un nivel adquisitivo bajo está un poco alto, pero como subieron los salarios más o menos nosotros podemos acceder ahora a estas cosas. Se lo recomiendo especialmente al público joven", explicó Jorge Miguel Pérez, uno de los amigos de Beatriz.