Rescatan a 13 familias atrapadas en Guanabo por inundaciones

El río Brisas, junto a la localidad Brisas del Mar, se desbordó debido a las lluvias dejadas por el huracán Elsa. Los bomberos rescataron a 15 niños y 9 adultos.
Brisas-Precipitaciones
 

Reproduce este artículo

Unas trece familias fueron rescatadas en la localidad Brisas del Mar, ubicada al este de la capital cubana, luego de que el río Brisas se desbordara debido a las lluvias dejadas por el huracán Elsa a su paso.

En total, los bomberos evacuaron 15 niños y 9 adultos en este sitio perteneciente al Consejo Popular Guanabo, mientras se trabaja con retrocabadoras para abrir el paso hacia el mar, principal aliviadero de las aguas fluviales en esta zona carente de alcantarillado, aclaró la Agencia Cubana de Noticias.

Al amanecer de este 6 de julio, La Habana del Este —donde se encuentra Guanabo— y Marianao se reportaron como los municipios donde mayores niveles de precipitaciones se registraron.

Elsa dejó fuertes lluvias mientras cruzaba al sur de Cuba y se dirigía a la Florida. La víspera, el Centro Nacional de Huracanes (NHC, siglas en inglés), aseguró que se había convertido en huracán categoría uno y se dirigía rumbo a la península, a una velocidad aproximada de 20 km/h.

En Cuba, el fenómeno meteorológico provocó la evacuación de 200 000 personas y daños en cultivos, sin dejar muertos, y arribó en una de los peores escenarios posibles: mientras estaba activa la peor ola de contagios de Covid-19 en la isla, con reportes diarios de más de 3000 casos.

Se trata del primer ciclón de la temporada, aunque al pasar por Cuba bajó su categoría a tormenta tropical. Igualmente hubo pueblos del centro del país que quedaron incomunicados por las precipitaciones.

Esta mañana, Elsa se ubicaba a unas 70 millas al oeste-noroeste de Tampa, y todavía tenía vientos máximos sostenidos de alrededor de 120 km/h. Se espera que gire tierra adentro más tarde en la mañana y atraviese el centro-norte de Florida.

Las advertencias de tormenta tropical estaban vigentes para una franja de la costa de Georgia hasta Carolina del Sur, donde se pronosticaron inundaciones significativas.

El NHC advirtió sobre posibles marejadas ciclónicas en una larga sección de la costa del Golfo de Florida, desde Bonita Beach hasta el río Aucilla, incluida la bahía de Tampa.