Régimen usa a recién nacido para campaña política

Usuarios de Twitter denunciaron en la mañana de este domingo primero de Mayo la desacertada campaña de publicidad política impulsada por el régimen en torno al día del trabajo
Régimen usa a recién nacido para campaña política
 

Reproduce este artículo

Usuarios de Twitter denunciaron en la mañana de este domingo primero de Mayo la desacertada campaña de publicidad política impulsada por el régimen en torno al día del trabajo. 

En el perfil de Twitter del Partido Comunista de Cuba (PCC) se hizo pública la imagen de un recién nacido en manos de un médico que sostenía, además, una bandera cubana y un cartel conmemorativo a la fecha. 

“De esas cosas hermosas que dignifican la lucha por la vida que los cubanos defendemos cada día. Este médico holguinero inició la celebración del #1Mayo acompañado de una recién nacida a la que ayudó a venir a este mundo. De ahí dice que fue para la Plaza. #CubaViveYTrabaja” dice el tuit.  

El internauta Alejandro reaccionó ante la imagen publicada y cuestionó “¿Dónde quedó la ética? Subiendo una foto de una recién nacida que a saber si le dieron aprobación o no para q lo hiciera, y encima desnuda lo q puede ser considerado pornografía infantil en redes sociales. Eso sin olvidar que violó las normas de asepsia y antisepsia con el cartelito y la bandera”.

En otra reacción, el internauta Michelle Cohen declaró que “Un médico que porta un bebé así no se le puede permitir que continúe trabajando. Ponga la bandera y el cartel en una pared. Pero ¿todo en sus manos? ¿Con el bebé? Eso es peligroso y cruel”.

Enrique Yecier, por su parte, denunció “eso es Cuba precisamente, abuso y maltrato. Mira que coger un recién nacido que ni es hijo tuyo para propaganda política”.

Otra usuaria identificada como Yeimart expresó que la publicación resultaba “desagradable, aparte de lo antiético de usar a un bebé así, la manipula como si fuera una bolsa de viandas, que poca elegancia y delicadeza. Pero bueno, al parecer estos son los profesionales de los que hay que enorgullecerse”.

El régimen comunista de Cuba ha echado mano, durante la última semana, a todo tipo de presiones para convocar a una marcha este domingo 1 de mayo, Día de los Trabajadores.

Tras dos años sin desfilar por la pandemia y en medio de una de las peores crisis económicas, políticas y de derechos humanos en la isla, el gobierno comunista lleva semanas trabajando para mostrar el músculo que no tiene. Amenazan a trabajadores, estudiantes y vecinos para obligarlos a participar en los actos de “reafirmación revolucionaria”.