Régimen prometió vivienda y nunca cumplió: reconocido médico cubano está “en la calle”
Mientras la propaganda castrista se empeña en decir que “Cuba salva”, como slogan para publicitar el millonario negocio de las “misiones médicas” en el extranjero, lo cierto es que la situación de muchos profesionales sanitarios en la isla es precaria
Doctor Abel Armenteros García
 

Reproduce este artículo

Mientras la propaganda castrista se empeña en decir que “Cuba salva”, como slogan para publicitar el millonario negocio de las “misiones médicas” en el extranjero, lo cierto es que la situación de muchos profesionales sanitarios en la isla es precaria.

No importa tu talento o años acumulados de “éxito” en la carrera médica: el régimen no garantiza salarios dignos ni condiciones en hospitales. Tampoco transporte, comida, y para colmo no facilita la adquisición de una vivienda digna, como sucede con el prestigioso doctor Abel Armenteros García, quien labora en la provincia Villa Clara.

El jefe del servicio de Cirugía Pediátrica, en el Hospital “José Luis Miranda”, desde hace más de cuatro meses duerme en casa de amistades y vecinos porque no tiene un lugar a donde ir, según denuncia en redes sociales una persona cercana, y enterada de los pormenores del caso.

El joven Javier Machado Arribas, sonidista de cine y televisión y productor de música electrónica, ha comenzado una campaña en redes sociales para apoyar el doctor Armenteros.

Machado destaca la trayectoria del médico, y sus palabras han sido confirmadas por decenas de alumnos y conocidos de Armenteros en comentarios solidarios, tanto en Facebook como en Twitter: “Es especialista de primer y segundo grado con 22 años de experiencia y más de 30 años como médico. Su historial es avalado no solo por salvar miles de vidas sino también como profesor auxiliar e investigador. Sus conocimientos han sido reconocidos en Cuba y en el extranjero”.

Incluso, afirma Machado Arribas, “ha sido merecedor de la Llave de la ciudad de Santa Clara y nombrado Hijo ilustre”.

Pero nada de esto es aval suficiente para que le ayuden a obtener un hogar. “Abelito, como le decimos, lleva muchos años esperando le sea otorgada una vivienda”, asegura Machado Arribas.

Cansado de aguardar por una solución del gobierno, el doctor comenzó a cuidar una anciana que le legó su casa, pequeña y en malas condiciones constructivas. No terminó ahí su conflicto.

 Según el relato de Javier Machado, luego de varios años con la promesa de que el régimen le entregaría una vivienda, hace cinco meses le comunicaron una buena nueva: le darían una casa que habían decomisado a otra persona que estaba en medio de un proceso legal.

Pero de los “regalos” del gobierno no se puede esperar lo bueno. Al doctor Armenteros le explicaron que la ansiada vivienda se la entregarían a cambio de que él cediera su pequeño lugar de residencia al acusado.

Al médico le pidieron que buscara un lugar al cual ir por 10 o 15 días, hasta que repararan su cuarto para ser entregado al sancionado.

“El tiempo pasó y luego de infructuosas gestiones por su parte con el gobierno de Santa Clara, la Dirección Municipal y Provincial de Salud, la Fiscalía municipal, el [Partido Comunista] PCC provincial y municipal y el Ministerio de Salud Pública este profesional sigue en la calle”, denunció Javier Machado.

Armenteros “actualmente duerme en casa de amigos y vecinos pues hoy no tiene casa debido a que no han concluido la reparación de su cuarto y no le han entregado la vivienda que le asignaron”.

Según Machado, al pediatra “nadie ha dado una respuesta efectiva mientras él continúa salvando vidas de niños y niñas”.

El joven solidario con el médico cubano, pidió en redes sociales: “Un profesional como este no merece ser tratado así. Me gustaría que este mensaje se hiciera viral para que llegue a oídos de las autoridades y hallen con urgencia una solución para el Doctor Abel”.