Cubanos varados en Nicaragua sintieron que no eran “prioridad para su gobierno”

Luego de “pasar semanas de incertidumbre y con serias limitaciones para costear su alimentación y hospedaje”, un grupo de cubanos que habían viajado a Nicaragua el 22 de enero a hacer compras vuelven a Cuba este martes
Aeropuerto de Nicaragua. Foto: AFP
 

Reproduce este artículo

Luego de “pasar semanas de incertidumbre y con serias limitaciones para costear su alimentación y hospedaje”, un grupo de cubanos que habían viajado a Nicaragua el 22 de enero a hacer compras vuelven a Cuba este martes, informa el diario local La Prensa.

El retorno a la isla se hará en un vuelo especial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos S.A. (Conviasa).

El grupo de 40 “mulas”, como se les conoce popularmente a estos cubanos que cargan mercancías para revender en la isla, desde destinos como Panamá, Guyana, Haití y Nicaragua, quedó bloqueado por la emergencia sanitaria.

De acuerdo al periódico nicaragüense, la representación diplomática cubana no les brindó ayuda: “El mes pasado buscaron ayuda en el Consulado de Cuba en Managua y la respuesta fue el envío de una patrulla policial para que se marcharan”.

El periódico explicó la angustia que padecieron cada día sin recibir una respuesta de la aerolínea ni de los diplomáticos cubanos: “Sentían que estaban olvidados y que no eran la prioridad para su gobierno. Recibieron un poco de ayuda, pero también se acabó. Desde entonces aguardaban comiendo poco y estirando los pesos por su situación incierta”.

“Para tomar el vuelo este martes no fue necesario hacer un pago extra con la aerolínea, sus boletos de regreso tienen validez. Sin embargo, cada uno de los viajeros sí tuvo que pagar 150 dólares para realizarse la prueba de la COVID-19”, agrega la publicación nicaragüense.

“Al inicio ellos reclamaron en la Embajada porque no querían realizar el pago de 150 dólares por la prueba PCR, pues aducían que al salir de Cuba dejan pagados 30 dólares para que a su retorno se les aplique la misma prueba en el aeropuerto de La Habana, uno de los requisitos impuesto por su gobierno. Pero ante la aprobación del vuelo especial, tuvieron que someterse a las exigencias establecidas y prestar dinero para realizarse el test”, señala el medio citado.

Meses atrás sucedió algo similar cuando la pandemia del coronavirus dejó atrapados en Rusia a un centenar de cubanos que habían viajado hasta allá como mulas y quedaron en total desamparo.

Los compradores informales cubanos han retornado a Nicaragua en busca de insumos que revender en la isla, una muestra de la crisis económica que vive el país caribeño, según publicó a mediados de diciembre pasado en su portada el diario La Prensa.

Ausentes durante varios meses por el cierre de fronteras que trajo la pandemia de coronavirus, y tras el restablecimiento de los vuelos de la aerolínea Conviasa, los cubanos vuelven a invadir los comercios de la nación centroamericana.

Desde la perspectiva del periodista Luis Sánchez, columnista de La Prensa, la invasión de cubanos en busca de productos de primera necesidad refleja el fracaso de la economía cubana en las últimas seis décadas.

“No son turistas, son viajes de negocios, y la gente se admira, se pregunta cómo es posible que vengan desde Cuba pagando pasajes aéreos, seguramente, sobrecarga en sus equipajes, para comprar artículos y bienes que perfectamente podrían comprar en su país”, dijo Sánchez al periodista Pedro Corzo, de Radio Televisión Martí.

Pero la escasez y el desabastecimiento en que tienen sumido el castrismo a la nación, provoca que los suministros y productos más elementales estén ausentes para las familias cubanas.

 

(Con información de Radio Televisión Martí)