Régimen cubano podría verse afectado tras elecciones en Dominicana

Hasta 2018, la cifra de intercambio entre Cuba y Dominicana rondaba los 80 millones de dólares, a decir del embajador Carlos de la Nuez López
Régimen cubano podría verse afectado tras elecciones en Dominicana
 

Reproduce este artículo

Este domingo 5 de julio se celebraron las elecciones presidenciales en República Dominicana, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus que ha dejado más de 800 muertes y 39,000 infectados.

Ya los comicios, previstos para mayo, se habían tenido que aplazar, pero no se esperó más. Hasta el momento, el ganador y nuevo presidente será el candidato opositor Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM). Según datos de la Junta Central Electoral dominicana, al lunes, Abinader había alcanzado un 52,3% de los votos con más del 94% de colegios computados. Para no ir a una segunda ronda a finales de mes, uno de los aspirantes debe obtener más del 50%. 

La velada electoral no estuvo exenta de hechos fatídicos. Un dirigente local del PRM, Julio Pérez, murió de un disparo en las afueras de un centro de votación en la capital, reportó Infobae.

"Aunque la Junta Central Electoral no ha proclamado el resultado, las proyecciones apuntan a que nuestra victoria es irreversible", expresó el candidato con mayor cantidad de votos durante su discurso el domingo.

Se acabaría así la racha del Partido de la Liberación, que ha gobernado Dominicana desde 2004.

Pero, ¿qué significa para el régimen cubano el fin del mandato de Danilo Medina, y con él, del Partido de la Liberación?

En abril de 2018, en el marco del 20 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, el embajador de Cuba en República Dominicana, Carlos de la Nuez López, aseguró a Prensa Latina que los vínculos estaban "en un buen momento y con grandes perspectivas".

Además cabe destacar que al menos hasta ese año, había 32 entrenadores cubanos trabajando en ese territorio con deportistas de alto rendimiento; y se habían graduado 87 dominicanos en carreras de Cultura Física.

Asimismo, 87 doctores en Ciencias obtuvieron sus títulos en la isla y existía un proyecto entre los ministerios de Educación Superior.

Datos oficiales también difundidos por el embajador daban cuenta en ese entonces de que se producen entre 80 y 90 misiones al año de profesores cubanos unas 30 publicaciones han sido presentadas en diferentes eventos.

También en 2018, agregaba De la Nuez, se estaba negociando un acuerdo intercancillerías para bajar los aranceles comerciales "y así beneficiar el intercambio".

El diplomático no escatimó en datos y dijo que hasta ese año la cifra de intercambio entre Cuba y Dominicana rondaba los 80 millones de dólares.

Por otra parte Dominicana compra a la isla desde 2010 el medicamento Heberprot-P, para reducir el nivel de amputaciones en los pacientes con úlcera del pie diabético.

También personas de dicho país viajan a Cuba a atenderse en centros de salud. Del 2007 al 2017 se tramitaron 12,580 pacientes y de ellos pudieron viajar a la isla 6,100 y, solo en 2017, fueron tramitados 1610 y viajaron 397.

Cabe destacar por último que en octubre de 2019, el arquitecto Joaquín Gerónimo Berroa renunció a su cargo como embajador en Cuba, al parecer por problemas partidarios, publicó el Diario Libre.

"Más allá de tantos lugares comunes en nuestra dilatada vida partidaria, con profundo pesar debemos afrontar hoy la realidad de que los acontecimientos políticos de los últimos meses nos han venido a colocar en orillas diferentes del largo río de la historia", comunicó al mandatario Medina.

Ahora, con el giro electoral acontecido el domingo, el estado de esas relaciones, tan sólidas en los últimos 16 años, podría cambiar. Al respecto, ADN Cuba entrevistó a Hipólito Ramírez, ingeniero de profesión, presidente de la Junta Democrática Dominicana.

"Todos sabemos que las elecciones de Cuba son una farsa. Pero cuando se hacen libres, transparentes y democráticas en la región, se convierten en un dolor de cabeza. El pueblo dominicano ha hecho unas elecciones donde han podido elegir a sus autoridades en función de la oferta que el pueblo entiende que es la más correcta. En Cuba, que tienen la misma autoridad por sesenta años este tipo de cosas no gustan. Han intentado vender durante mucho tiempo que tienen un sistema perfecto, que tienen una democracia, cosa que es mentira", expresó.

Para Ramírez, no existen actualmente muchos convenios con Cuba fuera de los que hay a través de las relaciones diplomáticas, sin embargo, cree que las autoridades actuales del país, que ya van de salida, son amigos del régimen cubano "y por lo tanto hay muchos cubanos que están acá operando".

"Espero que teniendo un gobierno que dice que va a poner en práctica la democracia ese tipo de cosas no tengan cabida, y el régimen tendrá que alejarse porque no tendrán oportunidad. Habrá una relación pero sabiendo que es una dictadura y sabiendo que no tiene nada que ofertar al pueblo con su comunismo", sentenció el líder político.

Por su parte, Orlando Gutiérrez Boronat, cofundador y vocero del Directorio Democrático Cubano, considera que las recientes elecciones presidenciales en la República Dominicana "tienen un mensaje poderoso para el pueblo cubano y para los integrantes del aparato gobernante".

"Un país muy parecido al nuestro, quizás el más parecido en el mundo, ha logrado crecimiento sostenido, desarrollo sustancial, reducción de la pobreza y un régimen de libertades sin el desgarramiento familiar, el quebrantamiento economico, la represión política y económica y el atraso que ha sufrido el nuestro.  Hoy la primera ciudad del Caribe ya no es La Habana, es Santo Domingo, y lo ha logrado con una cultura de tolerancia política", destacó.

También Gutiérrez Boronat hizo un análisis sobre el traspaso de poderes en una democracia, donde el partido de izquierda que gobernó desde 2004, ahora entrega su poder. 

"República Dominicana seguirá creciendo sin presos políticos, con una prensa libre y con un espacio público vibrante y plural ¿No será mejor para Cuba gobernar así?", concluyó.