Protesta frente a la Embajada de Cuba en Estados Unidos

Cubanos radicados en Estados Unidos convocaron a una protesta, el próximo jueves, en apoyo al Movimiento San Isidro frente a la Embajada de Cuba en Washington D.C.
Protesta frente a la Embajada de Cuba en Estados Unidos
 

Reproduce este artículo

Una protesta en apoyo al Movimiento San Isidro (MSI) tendrá lugar el próximo jueves 3 de diciembre frente a la Embajada de Cuba en Estados Unidos.

La manifestación pacífica en Washington D.C. sucederá a las tres de la tarde. Las etiquetas que rigen el evento son Liberen a Denis Solís y Todos Somos San Isidro.

La semana pasada la comunidad cubana en Miami realizó una marcha en favor del MSI a raíz del arresto violento del que fueron víctimas los protestantes de la Calle Damas 955 en la noche del 26 de noviembre.

La protesta, ocurrida el 27 de este mes, tuvo como sede el Margaret Pace Park a las 5:00 p.m., hora de Florida. Otra protesta similar ocurrió en Nueva York con pocos participantes. También una misa en la iglesia de San Lázaro, en Hialeah, fue dedicada al MSI.

El sábado anterior varios exiliados cubanos se congregaron en la calle Ocho de la Pequeña Habana, en la ciudad de Miami, con el fin de apoyar al MSI y a manifestantes que se plantaron en las afueras del Ministerio de Cultura en El Vedado, La Habana.

“La comunidad cubana se reunió en los alrededores del restaurante Versailles, donde gritaron consignas a favor del MSI y de los artistas e intelectuales en Cuba que protestan contra el régimen y exigen la libertad de Denis Solís y el cese del acoso a Luis Manuel Otero Alcántara, Anamely Ramos y los otros integrantes del MSI”, reportó Radio Televisión Martí.

Entre las personas que se manifestaron en la calle Ocho estaban el activista Ramón Saúl Sánchez, el comisionado Joe Carollo, el comisionado Manolo Reyes, el influencer Otaola, la representante de Cuba Decide, Rosa María Payá, y el grafitero conocido como El Sexto.

Las protestas del Movimiento San Isidro iniciaron cuando el joven músico Denis Solís González fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’, tras ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020, en las calles Habana y Paula, a unas cuadras de su casa, y le realizaron un juicio sumario dos días después.