Piden ayuda para encontrar a balseros desaparecidos

Josué y Betsabé Rojas Pareta, y Chenli Yoan y Julio César Capote, zarparon de Artemisa en un bote rústico el 15 de agosto. Su familia no sabe nada de ellos hasta hoy.
Jovenes-Desaparecidos
 

Reproduce este artículo

Cuatro jóvenes cubanos están desaparecidos desde el 15 de agosto, cuando zarparon de la provincia occidental de Artemisa rumbo a Florida en una balsa rústica.

Joel Rojas, padre de dos de ellos, asegura que ni siquiera las autoridades cubanas tienen información. “Por favor, cualquier noticia, contáctenos; mi número es 58615597”, escribió Rojas, quien busca ayuda desesperadamente.

Según comenta, sus hijos se llaman Josué Rojas Pareta y Betsabé Rojas Pareta. También figuran como desaparecidos Chenli Yoan Capote y Julio César Capote.

La Guardia Costera de Estados Unidos (USCG) comunicó que había transferido 13 balseros cubanos a las autoridades de Bahamas, tras ser interceptados en Cayo Elbow, en el país caribeño. No obstante, hasta el momento no se conoce si los cuatro jóvenes cubanos pudieran encontrarse en este grupo.

Este 24 de agosto las autoridades estadounidenses anunciaron la devolución de 48 migrantes cubanos que participaron en ocho salidas irregulares por vía marítima entre el 9 y el 18 de agosto.

Según el Ministerio del Interior de Cuba, con estos grupos suman 523 las personas devueltas por las autoridades de Estados Unidos en lo que va de 2021.

Una vez a bordo de un barco de la Guardia Costera, todos los migrantes reciben comida, agua, refugio y atención médica básica. Durante la interdicción, los miembros de la tripulación están equipados con protección personal para minimizar la exposición potencial a cualquier posible caso de COVID-19.

En los últimos meses el número de cubanos que se aventuran a llegar por mar a Estados Unidos ha crecido y también las cifras de repatriados. 

La política a aplicar en el caso de los balseros es la deportación si son encontrados en el mar, aunque la posibilidad de solicitar protección existe, pero es desconocida para muchos.

Tras la derogación de la normativa Pies secos-Pies mojados en enero de 2017 por el entonces presidente Barack Obama, la migración por mar desde Cuba disminuyó, sin embargo, este año ha aumentado en un 80 por ciento, a decir del capitán Adam Chamie, comandante del sector de la Guardia Costera en Cayo Hueso.