Perfiles falsos de Randy Alonso preocupan al castrismo

​​​​​​​La influencia mediática del castrismo sobre el pueblo cubano ha decaído tanto que ahora hasta las cuentas parodia le representan un peligro
Perfiles falsos de Randy Alonso preocupan al castrismo
 

Reproduce este artículo

La influencia mediática del castrismo sobre el pueblo cubano ha decaído tanto, que ahora hasta las cuentas parodia representan un peligro, como las de Randy Alonso Falcón en Facebook, a las que el sitio oficialista Cubadebate dedicó un artículo este 11 de enero y cataloga de falsas.

"Cubadebate alerta y denuncia sobre perfiles y páginas falsas en Facebook atribuidas al periodista y director de nuestro portal web y del programa Mesa Redonda, Randy Alonso Falcón" quien, por cierto, es director de Cubadebate.

El mencionado sitio aclara en su texto, "que el periodista Randy Alonso no tiene página oficial como figura pública en Facebook. Sólo tiene una cuenta personal".

Lo que sucede es que desde 2019, con la creación de una cuenta parodia de presidente "puesto a dedo" Miguel Díaz-Canel en la red social Twitter, este tipo de perfiles han venido ganando espacio entre los cubanos, sobre todo por la gran dosis de humor que le ponen a las denuncias, y principalmente sobre las arbitrariedades del castrismo.

Como no puede faltar el tono de víctima en el discurso oficialista, Cubadebate señala que la página "es manejada por tres personas desde Miami, con claros propósitos de manipulación e intentar confundir a los usuarios de las redes", pero la realidad de este tema, es que aquellos internautas que puedan confundirse, son los mismos que pasaron años sin tener el derecho a hacer uso de la red de redes y que no pueden hacer uso de él a plenitud, debido a los altos precios que mantiene el régimen para acceder a internet.

Lo otro es que los absurdos que publican estas cuentas y páginas "falsas" no difieren mucho de los que publican las cuentas de los funcionarios del castrismo y las páginas de sus medios de comunicación y propaganda, basta con darle una ojeada para encontrarse con artículos como "Exótica mermelada de Marpacífico" o "Maravillosos usos de la cáscara de plátano".

Alega Cubadebate que su denuncia se debe a que, "aunque en muchas ocasiones, estas cuentas publican contenidos afines o parecidos a los que se esperan de estas figuras públicas, pueden generar confusión, y en otras ocasiones desacreditan su persona con contenidos tendenciosos y/o falsos".

De lo que se trata es de que el castrismo, a pesar de contar con todos los recursos, no está preparado para convivir con ese sector del pueblo cubanos, que de una manera u otra, no teme hacer uso de la libertad de expresión, sobre todo con la facilidad que permite internet.