ONG estadounidense dona 7,5 toneladas de leche a Cuba

La escasez de alimentos es tan acuciante en la isla, que últimamente ha recibido donaciones de sus aliados para intentar abastecer el mercado interno.
Activistas estadounidenses con donaciones para Cuba
 

Reproduce este artículo

Una ONG estadounidense donó 7,5 toneladas de leche en polvo a hospitales oncológicos de La Habana y Holguín y al hogar de ancianos Ejército de Salvación, informó este 12 de abril el periódico oficialista Granma.

La organización Proyecto El Pan (Compartiendo con el pueblo cubano), anunció el lanzamiento de una “campaña de ayuda médica a Cuba, para recaudar 125 000 dólares, a fin de comprar cuatro máquinas de anestesia y 60 cajas de suturas e instrumentos y equipos quirúrgicos para el hospital Calixto García” de La Habana.

Durante los dos primeros años de la pandemia de COVID-19, las organizaciones estadounidenses Coalición Salvando Vidas y la Asociación para la Salud Mundial enviaron a la Isla seis millones de jeringuillas para el proceso de vacunación.

La escasez de alimentos es tan acuciante en la isla, que últimamente ha recibido donaciones de sus aliados para intentar abastecer el mercado interno.

A finales de marzo, unas 5000 toneladas de arroz arribaron al puerto de La Habana como parte de una donación del gobierno comunista de China. Según el Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, el arroz habría sido destinado “al consumo social”.

Nicaragua envió en febrero 36 contenedores de alimentos: 21 con café y 15 con arroz. El país centroamericano envió tres donaciones durante el año 2021. La última, con fecha 5 de diciembre, incluyó 50 contenedores de alimentos con productos como arroz, frijoles y café.

Otros países como Italia, México, Bolivia, China, Venezuela, Jamaica, Costa Rica y organizaciones civiles de Estados Unidos también han enviado ayuda humanitaria a la Isla.

El régimen cubano tradicionalmente culpa al embargo de Estados Unidos de la debacle económica de la Isla, pero raras veces reconoce que las leyes estadounidenses no impiden la exportación a Cuba de alimentos y medicinas.