Régimen impide entrevista entre Luis Manuel Otero y su abogado

La jefatura del penal de máxima seguridad de Guanajay, donde se encuentra el opositor, dijo al abogado que necesitaba un “permiso especial”.
Luis-Manuel-Otero-Alcántara
 

Reproduce este artículo

Autoridades cubanas impidieron la entrevista programada para este 1° de febrero entre el artista y prisionero político Luis Manuel Otero Alcántara y su abogado, informó la curadora de arte Claudia Genlui en Facebook.

La jefatura del penal de máxima seguridad de Guanajay, donde se encuentra el opositor, dijo al abogado que necesitaba un “permiso especial”. “Ayer lunes, los familiares de Otero fueron a la Dirección de Centros Penitenciarios ubicada en 15 y K, en el Vedado, y les notificaron que hoy podrían verlo, que les darían una visita”, pero no fue así, comentó Genlui.

“La Seguridad del Estado ha estado manipulando no sólo a sus familiares, sino también la información real del estado en el que se encuentra Luis Manuel Otero Alcántara”, quien lleva dos semanas en huelga de hambre, según la activista.

Otero Alcántara comenzó el 18 de enero de 2022 una huelga de hambre y sed en la prisión de Guanajay, según denunció el Movimiento San Isidro, como protesta por el rechazo del régimen a definir fecha de juicio o ponerlo en libertad.

El artista y coordinador del Movimiento San Isidro, lleva seis meses encarcelado sin que las autoridades definan su situación legal. Ha sido acusado de desacato agravado, desorden público e instigación a delinquir. 

Además, tiene otro proceso penal abierto por el supuesto delito de “ultraje a los símbolos patrios”, por su obra "Le drapeau", de 2020.

El 10 de enero, las autoridades negaron un cambio de medida cautelar para el preso político, cuyo abogado solicitaba que esperara el juicio en reclusión domiciliaria.

Según la Fiscalía, “no procede el cambio de medida porque Luis Manuel es un peligro social y por tanto debe permanecer en prisión provisional hasta el juicio”.

Genlui denunció que el coordinador del Movimiento San Isidro "se encuentra en total estado de vulnerabilidad, enfermo y cada día más dañado psicológicamente. Los daños que el gobierno cubano le ha provocado ya son irreversibles".