Crisis migratoria disminuye matrículas en escuelas de Cuba

En la provincia de Ciego de Ávila, más de la mitad de las bajas en todos los grados de enseñanza durante el mes de mayo fueron causadas por la emigración.
Crisis migratoria disminuye matrículas en escuelas de Cuba
 

Reproduce este artículo

La provincia cubana Ciego de Ávila sufrió 149 bajas escolares en el mes de mayo, de las cuales 105 fueron a causa de la emigración, informó el periódico local Invasor este 27 de junio.

Esta tendencia “ha hecho estragos” en las matrículas “como nunca antes”, aseguró a Invasor Madeleys Sánchez Llanes, subdirectora general en la Dirección Provincial de Educación.

La cifra es alarmante pues, en solo un mes, salieron de la provincia tantos educandos como la mitad de los reportados durante el curso escolar 2019-2020, añadió la fuente.

En Cuba, los grados en que con más frecuencia se deja la escuela son, por orden: duodécimo, noveno, onceno, décimo y séptimo. Un 10% de los que terminan noveno no siguen a la siguiente enseñanza, y lo mismo ocurre con el 39% de los que terminan la enseñanza media superior.

Hacia adentro del perfil, empiezan a observarse las desigualdades. Los niños y niñas van a la escuela en igual medida, pero de los que repiten, no pasan de grado o no continúan estudios, el 60% son varones. Ciego de Ávila tiene un comportamiento similar a las estadísticas generales, asegura el medio.

Según las estadísticas de EE. UU. —las autoridades cubanas son herméticas al respecto—, más de 140 000 cubanos ingresaron a territorio norteamericano durante los primeros ocho meses del actual año fiscal, que comenzó el pasado mes de octubre, en una de las peores crisis migratorias del país.

Esta cifra supera con amplitud al éxodo del Mariel de 1980, cuando en apenas siete meses arribaron unas 125 000 personas. En los 16 meses que lleva Joe Biden en la presidencia, han entrado al país 171 80 migrantes cubanos, la mayor cantidad en toda la historia.

La frontera sur continúa siendo el principal punto de entrada irregular de cubanos a territorio estadounidense, con 139 090 del total, y unos 25 348 en mayo.

Por otro lado, cerca de 2500 cubanos han sido detenidos por las autoridades estadounidenses desde octubre pasado en su intento de emigrar ilegalmente por mar, según reportes de la Guardia Costera.

La llegada de cubanos a Estados Unidos se había desacelerado a partir del 12 de enero de 2017, cuando el presidente Barack Obama anunció el cese de la política de “pies secos, pies mojados”, pero la crisis económica en la isla desató una oleada migratoria de grandes proporciones.

A raíz de la crisis, representantes de la administración Biden y el gobierno de Miguel Díaz-Canel decidieron entablar negociaciones migratorias en Washington el 21 de abril.