Única sobreviviente de catástrofe aérea en Cuba regresa a Holguín

Maylén Díaz Almaguer dedicó unas palabras a su provincia y Dios tras cuatro años lejos de allí mientras se recuperaba de los daños físicos y psicológicos.
Sobreviviente-Accidente.jpg
 

Reproduce este artículo

La joven cubana Maylén Díaz Almaguer, única sobreviviente del accidente aéreo ocurrido en La Habana en mayo de 2018, regresó a su provincia de Holguín.

Una publicación en la Loma de la Cruz, lugar emblemático de la provincia oriental, agradece por estar de vuelta en su territorio después de cuatro años y una larga y trabajosa recuperación física y psicológica.

“Fue impresionante y milagroso después de casi cuatro años volver a ver la Loma de la Cruz en Holguín, y esta vez mirar la Cruz como el lugar donde Jesús venció la muerte en sí misma y rescató a la humanidad de la condenación y el pecado”, declaró Díaz en Facebook.

Tras su proceso de recuperación en los hospitales "Calixto García" y "Hermanos Amejeiras", de La Habana, que incluyó la amputación de una de sus piernas, la joven fue haciendo progresos hasta que hace unos meses dio sus primeros paseos fuera del hospital.

Mailén fue una de las tres personas que llegó con vida al hospital "Calixto García" el 18 de mayo de 2018, y la única de los 113 ocupantes del Boeing 737-200 que logró sobrevivir. En el accidente también falleció su esposo.

El vuelo 972 de Cubana de Aviación, cubría la ruta Habana-Holguín y sufrió un desperfecto técnico a los pocos minutos de despegar.

Unos segundos después del despegue, el Boeing giró y se desplomó en las inmediaciones de la terminal aérea, en una zona boscosa entre el Aeropuerto Internacional José Martí y Santiago de Las Vegas, en el municipio capitalino de Boyeros.

El accidente fue causado por error humano según los resultados de las investigaciones finales, datos divulgadas por el Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC).

Según especialistas, Mailén salió disparada de la aeronave tras el accidente, lo cual terminó salvándola de la fuerte explosión que provocó severas quemaduras y la muerte a otros pasajeros del vuelo.

Debido a los golpes, quemaduras y heridas, quedó parapléjica y le fue amputada una pierna a la altura de la rodilla, según los reportes médicos de ese momento.

Ahora, integrada a la vida social, se supo en marzo de este año que se le otorgó la carrera de psicología en la Universidad de La Habana.