Los jóvenes cubanos se enfrentan a un brutal desempleo

Según explicaron ante las cámaras de la revista, se han dirigido al Ministerio de Trabajo y no han sido ubicados en algún centro laboral; por lo que viven de lo poco que van encontrando
 

Reproduce este artículo

Jóvenes del municipio Baracoa, en Guantánamo, entrevistados por ADN Cuba, se quejan de las pocas posibilidades que tienen de encontrar trabajo. Ellos piensan que tener un buen futuro en la isla es imposible.

Se trata de Cristian Lobaina Durán, 20 años, con 11no grado terminado; Eduar Sánchez Bartut, 22 años, 9no grado terminado; y José Andy Lobaina Moreira 20 años, 12 grado terminado.

Según explicaron ante las cámaras de la revista, se han dirigido al Ministerio de Trabajo y no han sido ubicados en algún centro laboral; por lo que viven de lo poco que van encontrando.

Chapean patios, hacen mandados, entre otras labores para poder llevar un plato de comida a su mesa.

"La economía de nosotros es muy poca y tuve que dejar los estudios para ayudar a mi familia", cuenta Cristian.

 

 

También se quejan de los elevados precios de los productos, por ejemplo un par de zapatos, que para adquirirlos deben pasar meses ahorrando.

Tampoco tienen áreas para poder compartir y divertirse con los amigos, y en los establecimientos estatales solo venden ron y cigarros.

Las tiendas en moneda libremente convertible (MLC) también son puestas en la mira, ya que estos jóvenes no tienen posibilidad de adquirir productos en estas.

"¿Mi futuro? Perdido. Porque aquí no hay desarrollo, no hay empleo, no hay nada", lamenta Sánchez Bartut.