Llaman a boicotear otro festival de música organizado por el régimen cubano

El Coraland Music Fest es un evento cultural organizado para abril próximo por el régimen comunista que busca atraer turistas extranjeros a los cayos del norte de Villa Clara
Festival Coraland de la dictadura cubana
 

Reproduce este artículo

Activistas cubanos convocaron este lunes a un boicot contra la primera edición del Coraland Music Fest, evento cultural organizado para abril próximo por el régimen comunista, que busca atraer turistas extranjeros a los cayos del norte de Villa Clara.

“Mientras cientos de jóvenes son escarmentados por pedir libertad el 11J, la dictadura anuncia con bombos y platillos el festival de música electrónica Coraland Music Fest del 1 al 4 de abril en los cayos de Villa Clara con DJs de México, Colombia y España”, denunció en Twitter el emprendedor Yannis Estrada, cofundador de la plataforma cívica CubaSpaces.

Estrada llamó a hacer un #BoycottCoraland y agregó que “uno de los DJs que ya ha confirmado su participación en el evento es Aaron Sevilla, de México”.

Por su parte, la activista Saily González Velázquez opinó: “¡No hay vergüenza! Más de 1000 presos políticos y 11 millones de cubanos pasando HAMBRE mientras los hoteles (propiedad de los militares) desbordan las mesas con manjares para la 'fiesta'. #CubaEsUnaDictadura #BoycottCoraland”.

El evento se realizará entre el 1 y el 4 de abril en diferentes playas de los cayos Santa María y Las Brujas, en el centro de la isla. Tendrá como género protagonista la música electrónica, informó la revista turística Bienvenidos. Sus organizadores aseguran que será una “experiencia sonora, visual y gustativa en uno de los mejores destinos del mundo, ideal para el intercambio cultural”.

Los paquetes, cuyos precios llegan hasta más de 700 euros, incluyen el alojamiento en alguno de los siguientes hoteles: Playa Cayo Santa María, Grand Sirenis Cayo Santa María; Dhawa Cayo Santa María; Meliá Las Dunas; Grand Aston Cayo Santa María; Iberostar Ensenachos; Aston Fiesta Cayo Las Brujas y Paradisus Los Cayos. After Parties, presentaciones de DJs cubanos y extranjeros, sesiones masivas de yoga, alimentos y bebidas, son otras de las ofertas del festival.

El régimen cubano apuesta gran parte de su economía al desarrollo del turismo, edificando hoteles de miles de habitaciones a pesar de la sostenida caída de visitantes extranjeros desde 2019. Para llenar los espacios, promueve la organización de festivales de música y otras artes que seduzcan a los potenciales visitantes.

“Nosotros somos un país con estabilidad política, con seguridad, con tranquilidad ciudadana, con seguridad epidemiológica, y esas son realidades que tenemos que potenciar”, afirmó el gobernante Miguel Díaz-Canel este lunes 21 de marzo, al presidir el balance anual del Ministerio del Turismo.

“Pocos destinos del mundo pueden ofrecer hoy lo que Cuba pone a disposición del turismo”, aseguró Díaz-Canel, según un reporte del diario oficial Granma.

En cambio, la sociedad civil se ha propuesto dificultar las maniobras de lavado de imagen que desarrolla el gobierno. Distintos activistas lograron que figuras internacionales rechazaran invitaciones del Ministerio de Cultura a la Bienal de La Habana y al San Remo Music Awards.

Esta semana, exiliados realizaron manifestaciones en varias sedes de la compañía Meliá, en protesta por las relaciones de esta cadena hotelera de España con el régimen de La Habana. Las demostraciones cívicas ocurrieron en el sur de la Florida y Roma, entre otras ciudades.

En la isla hay más de 1000 prisioneros políticos, según el último informe de la ONG Prisoners Defenders. Al menos, 869 de esas personas fueron detenidas por las protestas del verano pasado, además de otras decenas, excarcelados con imposición de multas en los últimos meses.

Cuba es el país “más miserable” del mundo según el Índice Anual de Miseria Hanke 2021 (HAMI, por sus siglas en inglés), dado a conocer recientemente por su creador, el economista Steve H. Hanke, profesor de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Estados Unidos.